»Cónsul argentino en Bolivia, Normando Álvarez Garcia (Crédito foto: El Chaco Informa)

 

El Chaco Informa.- Autoridades de Bolivia y Argentina trabajaron en la búsqueda de soluciones a problemas fronterizos. El embajador argentino, Normando Álvarez García, participó del XXX Comité de Integración Fronteriza Salvador Mazza – Yacuiba, realizado la jornada ayer martes.

Autoridades de los Consulados de Bolivia y Argentina, representantes de sectores sociales, instituciones policiales, militares y otras que se encargan del control fronterizo en ambos países, divididos en 10 mesas de trabajo, debatieron temáticas relacionadas a migración, seguridad, aduana, control y zoosanitario, infraestructura de transporte y logística, salud, medio ambiente, cultura, turismo, educación, deporte, desarrollo social y desarrollo económico comercial.

 

»Autoridades comunales, consulados y fuerzas de seguridad encabezaron las mesas de trabajo (Crédito foto: El Chaco Informa)

 

En la oportunidad, el alcalde Ramiro Vallejos ponderó la importancia de esta clase de eventos, ya que permite a las autoridades de Bolivia y Argentina trabajar enfocados en un mismo propósito. Asimismo, indicó que es importante que se aborde la temática referente al Puente Yasma, tomando en cuenta que ambos países forman parte de diferentes convenios bilaterales, para facilitar el libre tránsito por las rutas fundamentales.

“Hoy vemos problemas en esta frontera que no le hacen bien a la economía tanto de Bolivia como de Argentina. Es importante avanzar en la construcción del Puente Yasma, para poder descongestionar esta frontera, para permitir avanzar en el transporte de carga internacional y facilitar otros trámites que forman parte del comercio exterior”, expresó Vallejos.

Manifestó también, que existen diferentes demandas que plantean no solo las autoridades sino también la misma población de ambos países, y es en ese contexto, que se debe avanzar en hacer realidad diferentes acuerdos para el desarrollo de los pueblos, que exigen el sacrificio de todos.

“El desafío es trabajar para que esta frontera que une a Bolivia y Argentina, siga siendo una de las más importantes en ambos países”, acotó.