»Es el segundo robo que sufre la sala. Este fue el más violento (Foto: FM Alba)

 

Un grupo de vándalos ingresó por una de las ventanas del Centro de Salud del barrio y provocó destrozos en el inmueble, robo de elementos de trabajo y rociado de esfínteres. El personal de enfermería a cargo anunció que verán la posibilidad de realizar una campaña para poder costear reparaciones y recuperar lo dañado o robado.

María Álvarez, enfermera en la salita, relató que descubrieron lo ocurrido a las 06:40, hora en que ingresan para la asignación de turnos para atención médica.

“Vemos violentada la ventana de adelante, sacaron barrotes del portón de entrada y rompieron toda la ventana y entraron. Se robaron cajas de curaciones, tijeras, pinzas, jeringas, agujas, ampollas, rompieron planillas, gráficas de trabajo, sacaron la leche, se robaron los tensiómetros, estetoscopios, termómetros, oxímetros, alcohol, algodón, elementos de esterilización para las curaciones, los elementos de limpieza, pavas eléctricas, platos, vasos, cubiertos, detalló.

En el consultorio de odontología orinaron y defecaron, contaminando todos los elementos que se utiliza para la atención del paciente. “Muy triste estoy (…) la sala es para todos, no solo Nueva Esperanza, sino también de siete a ocho barrios”, lamentó la enfermera.

 

»Centro de Salud de Nueva Esperanza. De fondo, la ventana por donde ingresaron los vándalos (Foto: FM Alba)

 

Los elementos de limpieza son donados por los vecinos y los utensilios fueron facilitados por los estudiantes de ATSA, que realizan sus prácticas allí. Hasta el lugar llegó no solo policía sino también la supervisión de salud del hospital para realizar las primeras refacciones y resguardar de un nuevo ataque.

“Hablamos de más de una persona (…) acá también es una parada de colectivo y hay un banquito y los vecinos nos contaron que se juntan ahí a drogarse y anoche se armó una pelea, y por eso es que no se prestó atencion a lo que pasaba en la salita”, afirmó Álvarez.

“Todo se tiene que esterilizar, la atención se suspende porque no hay con qué asistirlos”, siguió. Esto significa que los controles infantiles también se suspenden al igual que la entrega de cajas de leche.

Por último, hizo un llamado de solidaridad y pidió que si alguien se acerca con intención de venta de alguno de los recursos robados lo haga saber. Aparte, estudian la posibilidad de realizar una campaña o una rifa para colectar fondos y poder reabastecer el Centro de Salud.