»En el acta que sostiene la testigo se puede ver el dato 11: 35 / 03 (Foto: Gustavo Figueroa)

 

La 16º audiencia del juicio por la desaparición del obrero salteño siguió este martes en Rio Negro, con las declaraciones del ex abogado de la familia Solano, el pastor de la Iglesia Pentecostal y la mujer policía encargada de los adicionales la noche del 5 de noviembre de 2011. 

Según consigna el diario Periferia, durante la audiencia declararon nueve testigos. El pastor de la Iglesia Pentecostal es padre de Sandro Berthe; uno de los siete policías implicados en la desaparición de Daniel Solano. Cinco personas, incluidos el padre y la madre de Pablo Albarrán (otro de los policías en juicio), afirmaron que Berthe es parte de la Iglesia.

En su testimonio defendió a Berthe y señaló que esa noche (5 de noviembre) compartieron una cena en la Iglesia y se retiraron tarde, luego de limpiar el lugar. La contradicción surgió cuando el pastor de la iglesia reconoció que todos se fueron cerca de las doce y media.

El pastor y su esposa eran las últimas personas que se iban, porque ellos vivían ahí, al lado de la iglesia. “Puede quedar constancia de que el señor dijó que se fueron cerca de la una y que esa noche cenaron pollo”, índico Leandro Aparicio a la jueza García Balduini.

 

»Daniel Solano (Foto: gentileza Chelo Candia)

 

Del testimonio de la mujer policía; quien realizó la diagramación de las adicionales el fin de semana en el que desapareció el joven trabajador; surgió que la testigo reconoció en la hoja de diagramación una firma que no era de ella.

De esta declaración; breve y concisa; específicamente hizo referencia a una firma que figuraba con un horario y fecha de la madrugada del 5 de noviembre de 2011. “No se puede diagramar y conseguir la gente el mismo día; o sea yo diagramó para mañana”, afirmó la joven que según ella ya lleva diez años trabajando para la policía de Río Negro.

En esa hoja, inquirió Aparicio “me queda la duda, arriba dice diagramación adicional viernes 4 de noviembre (usted había dicho el 3) y acá abajo del todo dice Macuba 00: 01 horas y entre paréntesis dice 5 de noviembre. Después dice: ‘Cabo Berthe notificado por teléfono 11: 35 hs’. Dice 11: 35 / 03, ¿qué quiere decir eso?”, inquirió a la testigo.

La mujer respondió: “Que la notificación se realizo el día 3 a las 11: 35 hs de la noche”, contestó ella. “Y usted dijo que la diagramación se hacía de un día para otro, ¿se podía hacer para dos días seguidos? Porque acá figuran adicionales de los días 4 y 5 de noviembre”, insistió el abogado. “Si, pero esa letra no es mía”, aclaró contundente la joven policía.

Posteriormente, declaró el ex abogado de la familia Solano en 2011, puesto por la empresa en que trabajaba Daniel.

Juan Carlos Bruno reconoció haber trabajado durante los primeros 25 días, luego de desaparecer Daniel, patrocinando a la familia Solano. Este abogado también reconoció que fueron los dueños de Agrocosecha los que se hicieron cargo de sus honorarios y que Cecilia Constanzo fue la persona que hizo de nexo entre él y los hermanos Lapenta.

“Estaba la doctora Cecilia Constanzo, una colega, que me vino a ver para ser abogado de la querella en el caso Solano. Le pregunté cómo había sido el tema, me comenta que Ricardo Arroyo le había dado la posibilidad, en el juzgado, de representar a la querella. Charlamos del tema y le pregunté quién nos iba a abonar, cómo nos íbamos a manejar. Ella lo consultó y la empresa Agrocosecha dijo que se iba a hacer cargo de los honorarios. Así que le pasamos un presupuesto. Lo aceptaron. Vinieron y me pagaron con un cheque. Yo lo cobré”.

El abogado Bruno testimonió también que se desempeña actualmente en la Fiscalía de Estado, y que además fue Juez de Faltas en Lamarque hasta mayo de 2011, cuando Cecilia Constanzo era secretaria y asesora en la Dirección de Trabajo.

Leandro Aparicio, antes de terminar la audiencia, se preguntó en público qué intereses representaba Juan Carlos Bruno, si representaba a la familia Solano o representaba los intereses de los dueños de Agrocosecha.

“Una de las medidas que yo pedí es que me den el listado de todos los trabajadores que habían estados los días anteriores y posteriores a la desaparición de Daniel Solano. También se pidieron las cámaras de seguridad de la terminal”.

El Dato
– El 3 de mayo se cumplió el mes del fallecimiento de Gualberto Solano.