»Si bien todavía no pudieron revisar material del jagüel, las antropólogas siguen de cerca todo el operativo. (Foto: Jorge Tanos – diario Rio Negro)

 

Diario LMCipolletti.- El miércoles 31 de enero se concretó el séptimo día de trabajo. El peón rural desapareció hace seis años y hay testimonios que indican que el cuerpo fue arrojado en ese lugar. El abogado de la familia Solano, Dr. Sergio Heredia, dijo que es lo último que harán antes del juicio. Las tareas de búsqueda son monitoreadas por el fiscal que interviene en la causa, Daniel Zornita.

Luego de sortear varios inconvenientes, el equipo pudo comenzar a perforar el fondo del jagüel del campo La Manuela en Choele Choel, en el marco de la causa que investiga la desaparición de Daniel Solano. Antropólogos están en el lugar para examinar lo que se pueda extraer del fondo.

La Justicia llegó al jagüel a partir de testimonios que indican que el cuerpo del trabajador rural fue arrojado allí. Por eso, la tarea de los profesionales es clave para determinar si hay rastros de ADN, teniendo en cuenta que Solano desapareció hace seis años.

 

»Los operarios continuaron ayer con los trabajos en el jagüel (Foto: Diario Rio Negro)

 

La principal hipótesis es que el joven norteño fue asesinado. Hay siete policías rionegrinos procesados en la causa, por lo que la carátula es desaparición forzada.

El minero, Guillermo Tufiño, bajó al pozo para despejar el área y permitir así que la máquina perforadora trabaje sin obstáculos. El abogado de la familia Solano, Sergio Heredia, estimó que los restos del joven están entre los 60 y los 65 metros de profundidad del jagüel.

El trabajo en el sector se viene desarrollando de manera lenta, por lo que las antropólogas de La Plata que trabajan en el caso se quedarán varios días más de los previstos inicialmente. Su tarea es clave para analizar los elementos que se extraigan del pozo.

Las especialistas aseguran que el paso del tiempo no invalida que se pueda recuperar algún rastro del joven desaparecido, si es que lo arrojaron allí como se sospecha.

Las tareas son monitoreadas por el fiscal que interviene en la causa, Daniel Zornita.

Celeste Perosino, Silvia Laura Carlini Comerci, Amelia Barreiro y Nadia Soledad Rabufetti conforman el grupo de antropólogas de La Plata que están presentes desde el primer día.