»En su declaración original la testigo -que ingresó al proceso en el año 2012 con protección de su identidad- había brindado precisiones referidas a -al menos- uno de los siete policías imputados en el proceso (Imagen: prensa judicial Rio Negro)

 

Diario Rio Negro.- Este jueves por la mañana, en el marco de una nueva audiencia en el juicio por el Caso Solano, se supo que definieron demorar y poner a disposición del fiscal de turno a la primera testigo del día, por presunto falso testimonio.

Según informaron desde la Justicia, era una testigo de identidad reservada inicialmente ofrecida por la querella. En su primera declaración había comprometido a, al menos, uno de los policías imputados. Hoy al momento de hablar, negó buena parte de lo declarado anteriormente y dijo no recordar otras partes del relato que manifestó frente al Tribunal.

Luego de 90 minutos de declaración de la testigo, ante una serie de contradicciones y negativas señaladas por la Fiscalía y la parte querellante, la Fiscal del juicio; Teresa Giuffrida; en virtud de su deber de actuar de oficio ante la posible comisión de un delito de acción pública, dispuso que la mujer sea demorada y puesta a disposición del agente fiscal competente.

Giuffrida también solicitó al Tribunal que lleva adelante el juicio que se le expida una copia fiel de la declaración para entregar al fiscal que deberá analizar el caso y definir las acciones a seguir en consecuencia.

De parte de la querella estaba presente en la sala el abogado Leandro Aparicio, mientras que su colega; Sergio Heredia; se encuentra por estas horas en la provincia de Salta. Aparicio adhirió a lo dispuesto por la fiscal.

Entre los cuestionamientos a personas cercanas al juicio, en lo que va desde que comenzó, ya se había denunciado al dueño del boliche Macuba por la misma causa. En abril de este año, la querella había solicitado la detención de Carlos “Tonelada” García, por entender que mintió en su declaración y omitió información.

También se demoró al comisario Gedeón Parra por “apretar” testigos en Tribunales. 

En otro tramo del juicio, la querella requirió nuevamente la detención de un policía que fue mencionado por testigos que habría participado del retiro de Solano del local bailable y de diversas diligencias investigativas posteriores, y que está imputado en una de las llamadas causas “residuales”.

El Tribunal resolvió al respecto que la querella debería volcar ese planteo en el expediente correspondiente y no ante esta Cámara Criminal, por carecer la misma de competencia para intervenir en aquel proceso.