»Imagen ilustrativa

 

La comunidad Chorote cerró el paso en la intersección de Avenida 9 de Julio y Ruta 34 hasta las 12:30 horas, en reclamo por el pronto inicio de construcción de más de 100 viviendas y por fuentes de trabajo. Hasta el lugar llegaron autoridades de Gendarmería y Policía. Instan a que levanten la medida de fuerza o caso contrario, la empresa no iniciará con los trabajos.

El bloqueo de los originarios inició a las 11:30 y se extendió por una hora, aproximadamente, ocasionando demoras en el tránsito. Los efectivos de Policía y Gendarmería que se hicieron presentes en el lugar fueron los que mediaron para una urgente solución. 

Encabezados por el cacique Pedro Cortez; de Comunidad Chorote I; éste dijo que vienen esperando desde diciembre la construcción de 150 viviendas comprometidas por el gobierno de Salta y que debería haber empezado a levantarse ya por parte de la empresa JP Garín Construcciones SA. 

En total, estos trabajos incluyen la construcción de 150 viviendas más 100 casas a refaccionar. “Nosotros tenemos nuestros títulos de propiedad; que nos entregó hace poco la Municipaldiad”, explicó el cacique Cortez, muy temprano por la mañana, cuando anunciaba que realizarían corte y que “si no nos escuchan, iremos a Zanja Honda”. 

Dos móviles de policía custodiaban el lugar desde temprano, alertados por el movimiento de los originarios como también de la inminente medida de fuerza.

A minutos de las 12, el cacique Cortez dijo que muy temprano se habían presentado responsables de Garín, quienes; según la palabra del dirigente originario; solo les pidieron que cesaran en la anticipada medida de fuerza o caso contrario no comenzaría con la obra.

“Queremos que venga alguien del IPV o de la provincia (…) no solo hablamos de la construcción, sino también que tomen gente de la comunidad para el trabajo, se necesita (…) me dicen 2 o 3 pero yo veo que pueden poner a 40 por tanda”, siguió el cacique.