»Imagen ilustrativa

 

El País on Line.- Los constantes retrasos en el inicio de la temporada de zafra y las problemas internos que existen entre cañeros e Industrias Agrícolas de Bermejo ha abierto la posibilidad de exportar 100 mil toneladas de caña bermejeña a Argentina, lo que será una compensación para el sector productor y un retroceso para el objetivo de industrialización.

Los problemas en Bermejo con la zafra han provocado constantes pérdidas de producción de cañalos últimos años, y si bien en anteriores gestiones IABSA (Industrias Agrícolas de Bermejo) alimentaba su producción de azúcar con unas 600 mil toneladas de materia prima que yace en los cañaverales, esta gestión solamente se podrá procesar el 50 por ciento del total, situación que ha impulsado a los cañeros a buscar alternativas que salven las utilidades de su rubro.

Dirigentes cañeros consultados explicaron que se han realizado distintos tipos de gestiones, como lograr que se prioricen los estudios para crear una nueva planta de procesamiento en Bermejo, sin embargo al momento una alternativa que ha cobrado fuerza ha sido retomar la exportación que años antes permitía aprovechar la producción excedente.

Cabe recordar que Bermejo contó desde el 2007 al 2010 con un permiso para exportar su materia prima al ingenio El Tabacal del departamento de Orán perteneciente a Argentina, mismo que fue revocado mediante un decreto, que impidió a todos los departamentos productores de caña exportar para garantizar el suministro al consumo interno.

El presidente de la Federación de Cañeros de Bermejo (Feprocab), Willam Carrizo, explicó que recientemente lograron el visto bueno del Ministerio de Desarrollo Productivo, para que se les otorgue una licencia de exportación que permitiría sacar del país 100 mil toneladas de caña, que será puesta a consideración de El Tabacal con el fin de abastecer su zafra 2018.

Al momento están en curso las gestiones y se prevé llegar a acuerdos una vez que concluya la temporada de zafra de este año, pues se tienen previstas reuniones con el ministerio del ramo y con representantes de Argentina que se enfocarán en darle viabilidad técnica y económica al abastecimiento.

En este punto Carrizo indicó que se han demostrado documentalmente las pérdidas que sufre el sector cañero en estos últimos años por que no se logra moler toda la caña existente en Bermejo, pero aún está pendiente analizar el tema de los costos de traslado y trámites ante el Senasag y Aduana Nacional de ambas naciones.