»Imagen ilustrativa

 

La pasada semana, periodistas de Salvador Mazza se reunieron con miembros de la Comisión Directiva de la  APTMC, para informar en detalle sobre la orden judicial que limita su trabajo. La Asociación de Periodistas cuenta con mas de 60 fojas de las denuncias realizadas por los periodistas afectados contra el ejecutivo y también contra la empleada municipal involucrada.

El caso involucra a seis periodistas de la frontera, abiertamente contrarios a la gestión delintendente Rubén Méndez, siendo el más perjudicado Raúl Costes; jornalista que radicó denuncia por “Violencia de Género” a raíz de la agresión de Paola Gigena, y por quien finalmente se emitió la medida judicial que coarta el trabajo de los comunicadores.

Los afectados no pueden; por orden judicial; mencionar ni hacer referencia a la vida privada de Gigena, pareja del intendente Rubén Méndez y empleada del municipio. Ambos ganaron espacio en medios de todo el país por la filtración de un video en donde se los observa  en íntima situación.

Lila Antequera, secretaria de la Comisión Directiva de la APTMC; Asociación de Periodistas y Trabajadores de los Medios de Comunicación del Dpto. San Martín; dialogó esta mañana con FM Alba e informó que toda la documentación acercada por los periodistas afectados ya está bajo el análisis de un abogado en Salta Capital. 

“Queremos tener listo para el próximo lunes (22 de enero) un comunicado especial”, anunció. Cabe recordar que la jueza autora de la medida; Elba Susana Menéndez; desestimó la denuncia de Costes y dió lugar a la de Gigena. 

Trascendido el caso, la jueza Menéndez; del Juzgado de Violencia Familiar y de Género; se distanció de aseguradas parcialidades y aseguró por vía informal que revisaría el caso.

En punto aparte, a pocos días de que la magistrada resolviera judicialmente, se difundió un video en donde se observa a Gigena agredir a una delegada de ATE en Salvador Mazza. Sobre esto se pronunció el secretario general del gremio, Fermín Hoyos, quien aseguró que no permitirá que se pase por encima de los derechos de los trabajadores.