»Crio. César Guzmán, jefe de la Brigada de Investigaciones Tartagal (Foto: FM Alba)

 

El Crio. César Guzmán; jefe de la Brigada de Investigaciones; confirmó que se detuvo a una mujer por falsa alerta de bomba ocurrida el viernes último. No se puede afirmar que sea la misma persona que realizó los anteriores llamados de intimidación, hasta tanto no finalice el peritaje del teléfono celular secuestrado. La causa está bajo el Juzgado Federal Tartagal. 

De acuerdo con el parte policial, el aviso de alerta de bomba ingresó en la mañana del viernes y tenía por objetivo al anexo de Banco Macro. De lo declarado esta mañana en conferencia de prensa, la mujer fue informada de detención por “Hecho a confirmar” y no por “Intimidación Pública”, según estableció el Juzgado Federal.

Con esta ya sumaban 11 alertas falsas. Como en cada uno de los llamados anteriores, se evacuó el lugar y se dio intervención a los Bomberos de Policía y efectivos; para encontrarse luego conque no había aparato explosivo alguno.

La diferencia con las otras alertas desestimadas, fue que se pudo detener a una mujer como resultado del trabajo de la Brigada de Investigaciones; quienes pudieron localizar el número y con ello rastrear el aparato par dar con su propietaria.

 

»Celular secuestrado

 

El Crio. Guzmán; jefe de la Brigada; confirmó que están peritando el celular para establecer si la mujer; mayor de edad y oriunda de Tartagal; es la misma responsable de las llamadas anteriores. 

El Juzgado Federal Tartagal lleva adelante la causa. Cabe recordar que ante cada amenaza de “bomba”, el autor se constituye en un delito penal denominado “intimidación pública” prevista en el artículo 211 del Código Penal, con una pena que va de 2 a 6 años de prisión.

Sin embargo, el mismo comisario dijo que el Juzgado le informó a la detenida que por “Hecho a confirmar”; según se lee en la carátula. “Resta establecer si se trata de la misma persona por estas amenazas o solo de esta o si se trata de una banda que se dedica a realizar estas falsas alertas”, cerró.