»La tormenta cayó con fuerza a partir de las 22 horas (Foto: FM Alba)

 

Rolando Álvarez, jefe de Defensa Civil Tartagal, informó que se registraron calles y viviendas anegadas en distintos puntos de la ciudad, caída de árboles y dos familias que fueron evacuadas en el CIC Norte. Para hoy se convocó a una reunión de gabinete con la participación de organismos de seguridad y asistencia, señaló el secretario de gobierno municipal; Dr. Franco Hernández. 

Mientras se mantiene vigente el alerta por tormentas fuertes, las cifras oficiales estiman de 121 a 132 los mm caídos de lluvia. “La tormenta fue de norte a sur, comenzando por Salvador Mazza, particularmente fuerte en Aguaray y en Tartagal, mientras seguía desplazándose la lluvia hacia Mosconi y Embarcación”, detalló Álvarez.

Dos familias fueron evacuadas al CIC Norte anoche mismo. Una; padre, madre y cinco hijos; provenía de Yariguarenda (Virgen de la Peña), y la segunda un vecino autoevacuado residente en 64 Viviendas, que optó por dejar el hogar ante el avance incontenible de las aguas.

Hubo árboles caídos en el ingreso a Barrio Santa María I y calles América y Av. Alberdi (centro), de lo cual se encargaba personal de Servicios Públicos de la Municipalidad esta mañana, y por otro lado fueron numerosos los hogares que reportaron ingreso de agua y colapso de cloacas. 

 

»Auto atrapado en obra de calle Güemes (Foto: gentileza)

 

En el tránsito, un auto modelo Citröen C3 color blanco quedó atrapado en la obra de Aguas del Norte de calle Güemes, frente al Colegio San Francisco. En este punto, la empresa viene completando el recambio de cañerías de desagües y si bien ayer se habilitó el tránsito por primera vez en tres semanas, solo se tapó con tierra y compactó el espacio laborado. Con la lluvia, el terreno cedió, atrapando al vehículo.

Junto con este, también hubo otros dos autos atrapados, que fueron auxiliados por el Sistema de Emergencias del 911. 

“En 350 Viviendas se registró una fuga de gas, que fue solucionado rápidamente”, agregó el jefe de Defensa Civil. Por otro lado, mientras se trabaja todavía en zonas bajas, cundió que se incendió uno de los motores de EDESA SA, inconveniente que fue asistido y solucionado por los mismos trabajadores.