»Víctor Miranda, jefe de Bomberos (Foto: gentileza)

 

El jefe de Bomberos Voluntarios; Víctor Miranda; había dicho la pasada semana que el nuevo edificio se estaba construyendo con materiales comprados en Tartagal, ya que en Mosconi ningún comercio contaba con factura. Este requisito es fundamental para que el cuerpo pueda rendir cuentas, explicaba.

“Lamentablemente – decía el jefe Miranda – todo lo que se hizo acá, hasta el ripio, todo se trajo de Tartagal”, dijo el pasado 13 de diciembre. Las declaraciones se vertieron al respecto del avance de obras en el edificio de Bomberos, que está prácticamente a concluir y que esta semana última ya colocaba chapas en el tinglado. 

Los dichos respecto a que no habría negocio o corralón con factura para realizar compras provocaron reacciones en la rama comercial, ya que uno (propietario de un conocido corralón en Mosconi salió al cruce respondiendo que sí se cuenta con facturas y aseguró que Bomberos debía todo un traslado de ripio por el valor de 1.400 pesos, con fecha de abril.

El jefe de Bomberos resaltó que la factura es necesaria para que ellos después puedan rendir la inversión realizada con los fondos que reciben de Nación. Ese subsidio consiste en 1.100.000 pesos, cuyo 50 por ciento se invierte en indumentaria. Además, realizan colectas y actividades varias para poder realizar los trabajos y reunir los recursos que necesitan para el cuartel.

 

»Construcción del Cuartel de Bomberos de Mosconi (Foto: gentileza)

 

La difusión de una factura de parte del comerciante de corralón no cayó bien para el jefe, que hubiera preferido tratar el tema de otra manera.

En tanto, la segunda etapa de la construcción del cuartel incluye el levantamiento de tapia, divisorios para cocina, comedor, construcción de vestuario y de un taller mecánico. 

En esta última semana se colocaban también los portones frontales y el portón corredizo, agregó el jefe Miranda, estaba también a cargo de una empresa de Tartagal.

Las obra presenta ya un importante avance y si bien esperaban inaugurar el 15 de diciembre, los plazos de construcción no lo permitieron así, de manera que esperan ya pueda concretarse a inicios de 2018. 

En el transcurso de estos días, no obstante, se resolvió un robo sufrido durante el fin de semana y se detuvo a dos menores de edad.