»Isidro Ruarte (Crédito foto: Cuarto Poder Salta)

 

El intendente del vecino municipio lo decidió así mediante Resolución 8229/2017. Se argumenta que la Ordenanza aprobada “es arbitraria y parcializada puesto que de manera súbita y sin fundamento legítimo pretende reducir la remuneración del Intendente para el año 2018”, que sería un 10 por ciento menos en relación a lo recibido en 2017.

De esta manera, Ruarte desconoció lo resuelto en sesión extraordinaria el 10 de diciembre mediante nota CD-MGM 977/2017, y que ingresó para conocimiento del ejecutivo municipal el día 13 bajo expediente MGM 160.762/2017, se informó.

Los argumentos por los que se decidió vetar desde la intendencia el escrito son varios y van desde “arbitrario”, “contradictoria”, “discriminatoria” hasta “en contra del sentido común”. Agrega también que la determinación es “un criterio puramente político y persecutorio hacia el actual titular del Poder Ejecutivo”, reprobando que los concejales mantengan inalterables sus dietas, en contraposición.

 

»Segmento del texto del veto municipal (Imagen: gentileza)

 

Ruarte expone que la Ordenanza no considera que el año entrante se debatirán porcentajes de aumento en sueldos mientras que al jefe comunal se le busca reducir; “basado en un acto meramente discriminatorio”; sin tener en cuenta la realidad social.

“El uso que hace el Concejo Deliberante del Art. 25 respecto a la disminución del sueldo del intendente, Directores y Secretario atacan la seguridad jurídica y la intangibilidad de la remuneración que tiene todo ciudadano y que está amparado por nuestra Constitución”, continúa.

Ayer jueves, desde la Municipalidad se había asegurado que Ruarte planifica recurrir a la justicia de ser necesario para que se restituya su dieta.