»Concejal Matías Monteagudo (Foto: FM Alba)

 

El concejal del bloque radical reiteró su oposición a la maniobra de Sergio Leavy para no perder poder en el municipio de Tartagal. El jueves último, los dos ediles de la UCR fueron los únicos que votaron en contra de lo que estipulaba el expediente 14.481/17 “Pedido de Licencia”, del entonces intendente.

El jueves último, el Concejo Deliberante trató el proyecto ingresado bajo expediente 14.481/17 del ejecutivo municipal relacionado con el pedido de licencia del intendente Leavy. “El oficialismo defendía la postura del intendente (…) desde el bloque radical justificábamos el rechazo a esta licencia considerando que una renuncia al cargo de la Intendencia era lo que correspondía”, manifestó Monteagudo.

“Está claro que el intendente de nuestra ciudad se está yendo a asumir un cargo nacional, dejándonos sin Intendente”, punto sobre el cual se mostró de acuerdo con Mario Mimessi; diputado provincial por San Martín; al afirmar que lo que el oficialismo busca (y consiguió hasta el momento) es evitar el llamado de elecciones a Intendente, para lo cual seleccionan a un concejal (oficialista); para ejercer la intendencia interina.

“Lamentablemente, la votación la perdimos 8 a 2”, lanzó. “No le vemos razón de ser (…) el concejal que se haría cargo de la intendencia interina no fue elegido para ese cargo, y pasar a ser una persona que tiene que controlar al ejecutivo a ser parte de la ejecución de un presupuesto municipal”, analizó.

“Podemos ser  tajantes, pero nos atenemos a lo que dicta la Carta Orgánica Municipal y la Constitución de la Provincia”, afirmó, “lo que correspondía era que Leavy renunciara al cargo de Intendente y se convocara a elecciones”. 

Entre tanto, los nuevos ediles recibieron ayer lunes sus diplomas y certificados en Capital; entre los cuales se cuenta el bloque radical con Monteagudo reelecto en su banca.

“La gente está viendo en nosotros una opción para Tartagal, ya que tuvimos una diiferencia de 200 votos con el oficialismo en la categoría de Concejal”, señaló. Parte de la labor que se desarrollarán en una nueva gestión es que se concreten los proyectos aprobados, remarcando que de los 300 que se aprobaron no se puso en marcha ninguno.

“Esto merece un análisis”, prosiguió; sin dejar de mencionar que el bloque ahora cuenta 4 concejales; “porque tenemos que trabajar en hacernos escuchar y que se nos respete dentro del reciento”, cerró.