»El veterinario de la Policía en Salta Capital había asegurado que “Martín” era hembra (Foto: redes sociales)

 

El mono capuchino se encuentra en buen estado de salud y se quedará en Salta Capital, informó esta mañana el ministro de Medio Ambiente Raúl Javier Montero Sadir. Ayer miércoles se desarrolló una audiencia con funcionarios y el propietario del animal.

Una de las consecuencias de poseer como mascota a animales silvestres es el hecho que no puedan reinsertarse a su hábitat y pasen todo lo que queda de su existencia en estaciones autóctonas.

También se aclaró, después de idas y venidas, que el género de “Martín” es masculino, según establecieron finalmente los profesionales de la UCA y la Estación de Fauna Autóctona.

El ministro Montero Sadir declaró esta mañana por FM Alba que la audiencia conciliatoria fue “muy positiva” para ambas partes, paso obligado tras el secuestro del ejemplar de mono caí a la familia Somacal, misma que se llevó a cabo en la oficina del fiscal penal Dr. Gonzalo Vega.

“Pusimos en conocimiento de la normativa a la familia y también se pudo escuchar a Ignacio (Somacal) y su abogado (…) también surgieron otras cuestiones y situaciones que se debe analizar para que quede resuelto y los temas que vengan y sean parecidos y que la gente sobre todo los chicos; entiendan qué es lo que se puede y no hacer”, explicó.

El conocimiento de las leyes vigentes y que se aplican en este tipo de situaciones fue eje en la audiencia y el ministro recordó que sobre todo se trata de evitar el “mascotismo” de especies silvestres, aunque reconoció que el caso del “Mono Martín” es muy particular. 

“No se trata del contrabando de un animalito (…) Ignacio manifestó que él lo rescató de una situación de incendio, nunca tuvo la mala intención ni de utilizarlo para una actividad comercial ni nada por el estilo”, resaltó, “si es cierto que la normativa en algún punto no diferencia si quien tiene un animal silvestre lo hace con una intención comercial o contrabando ó lo hace por un mero sentido afectivo, en algún punto la normativa dice No se puede”. 

Las cuestiones sanitarias y médicas (enfermedades) que pueden transmitirse al ser humano no fueron obviadas, ya que; como reiteró el funcionario de Ambiente; “se busca dejar bien en claro todo el asunto”, permitiendo un régimen de visitas para la familia.

“De por vida el animalito va a tener que estar en una jaula especial”, lamentó, “la situación técnica y la palabra de especialistas de la Universidad Católica y la Estación de Fauna es que, por una cuestión de vida de estos animales es difícil que se pueda reinsertar en el monte porque tendría muy pocas probabilidades de sobrevivir”.