»Imagen ilustrativa

 

El empresario Álvaro Sánchez, uno de los dueños de la marca Cosminieve, estuvo hoy en Tartagal brindando una rueda de prensa en relación a los casos de alergias surgidas por el uso de su producto. Explicó que en el caso del norte es aconsejable no guardar más de seis meses el producto, que puede verse alterado por el calor y el tiempo de guardado. 

Para todo el norte se vendieron 500 mil unidades y dada la repercusión negativa que tuvo la difusión de casos de alergias por el uso de la marca, Sánchez llegó hasta la ciudad con documentación que avala la calidad de la nieve que fabrican y comercializan.

Cabe recordar que la venta de productos de la marca se prohibieron para los Corsos luego del fin de semana del 9 al 12 de febrero por casos de ojos y piel irritada. La directiva de Control y Fiscalización Municipal se extendió también a la Chaya.

Todas las unidades decomisadas se devuelven. “Como dueño y uno de los propietarios de la marca me interesa más que la gente se quede tranquila y pueda seguir confiando en Cosminieve”, declaró.

Sánchez llegó con documentación de la ANMAT y de los análisis que se realizan al producto y los lotes, “que salieron todos bien”, según dijo en primer lugar, a pesar que los incautados no lo tenían legible y que fue la razón por la que se los retiró de la venta en primer lugar.

“En el norte es complicado. Tiene su fecha de vencimiento correspondiente, pero si uno no lo guarda como corresponde, el calor de Tartagal hace que la fecha de vencimiento se reduzca a la mitad o menos”, manifestó, teoría que tenían por los síntomas que se presentaron pero que harán un relevamiento más profundo.

Por el tiempo de carnaval se vendieron 1.500.000 envases, y en Argentina es la primera vez que se presenta este problema, si bien ya en países vecinos se habían dado con falsificaciones llegadas de China. “No producían irritación en los ojos, pero se vendía como que era nuestra marca”, finalizó.

El Dato
– Los componentes básicos de la nieve artificial son agua, propelente (propano, butano, hidrofluorcarbonato 134A), Disodium Laureth Sulfosuccinate (Laureth Sulfato Sódico), Nitrito de Sodio (Sodium Nitrite), Benzoato de Sodio (Sodium Benzoate) y perfume. La fórmula puede leerse en los mismos envases de cualquier marca de nieve.