»Imagen ilustrativa

 

Para un campo a 700 kilómetros de los puertos, el flete prácticamente iguala el margen neto, mientras en el NOA es gasto de transporte supera la renta del productor. El estudio fue llevado a cabo por la Bolsa de Comercio de Rosario, Santa Fe. 

Un estudio de la Bolsa de Comercio de Rosario, elaborado por Julio Calzada y Corina Sofía, destaca cómo los distintos fletes en camión -sumando cortos y largos- erosionan fuertemente la rentabilidad en zonas extrapampeanas -aún en campo propio- y remarca la necesidad de incrementar la participación del ferrocarril y la hidrovía en el traslado de la cosecha, publicó el diario santafesino El Litoral.

La simulación se hizo a partir de tres tipos de productores que siembren soja de primera en la presente campaña: uno con campo a 150 km de las terminales portuarias y fábricas del Gran Rosario, otro localizado en el norte argentino a 700 Km del Gran Rosario (Ej: Quimili en Santiago del Estero) y un tercero a 1.150 Km del Gran Rosario (Ej: J. V. González en Salta).

Para todos se estimaron las erogaciones en U$S por hectárea, incluyendo insumos, siembra más pulverización, cosecha, flete corto y largo, gastos de comercialización, impuestos tanto en campo propio como alquilado.

A su vez se calcularon rindes probables: 40 quintales cerca de Rosario, 27 a 700 kilómetros y 25 en el extremo norte, con un precio a cosecha -en base a cotizaciones de ROFEX y MATBA- de u$s 267 por tonelada. Los alquileres se fijaron en 15 qq/ha de soja para el productor de la zona núcleo, 6 qq/ha para el intermedio y 4 qq/ha para el más alejado. Tanto para el flete corto como para el largo se usaron las tarifas de FADEEAC vigentes al 1 de agosto.

 

»Imagen ilustrativa

 

Los resultados obtenidos fueron los siguientes. En la zona núcleo el flete camionero insume 93 U$S/ha; en la distancia intermedia 117 U$S/ha; y 141 U$S/ha a más de 1.100 kilómetros del lugar de descarta.

Comparados estos números con el Ingreso Bruto de cada productor (rinde en qq/ha por precio a cosecha), se destaca que en el campo a 150 Km de Rosario el flete representa el 9%; pero se eleva a un 16% en el caso del productor localizado a 700 km de Rosario y a un 21% para el que trabaja a 1150 km de las terminales rosarinas (duplicando al de zona núcleo).

Comparando la erogación total en flete camionero con el margen neto en campo propio (luego de pagar todos los impuestos), para quien esté próximo a Rosario el flete representa el 30%; pero se eleva a un 92% en el caso intermedio y a un 177% para el más alejado.

El informe destaca: “ese productor de Joaquín V. González (Salta) pagaría 141 U$S por hectárea en concepto de flete camionero y obtendría -luego de pagar todos los impuestos- apenas 79 U$S/ha de margen neto”, una cifran poco atractiva frente a “todos los riesgos que implica producir”. En campo alquilado, ese mismo indicador es de u$s101, u$s64 y u$s52 por hectárea, para las ubicaciones de 150, 700 y 1.150 kilómetros respectivamente.

En el trabajo se compara la relación entre el flete y los márgenes brutos, tanto en campo propio como alquilado, y “en ambas se ve con claridad las dificultades que tienen los productores agropecuarios alejados de la zona del Gran Rosario”.

“Estos indicadores muestran la importancia que tiene este tema para los campos alejados de la zona portuaria”, remarcaron desde la Bolsa rosarina, entidad que siempre enfatiza en que para atenuar las largas distancias del NOA/NEA es necesario un mayor desarrollo del modo ferroviario y fluvial, “como hace Estados Unidos que es uno de nuestros principales competidores en producción granaria”.

Tras considerar que el transporte camionero “también atraviesa dificultades para reducir sus costos, existiendo un claro problema de inflexibilidad a las bajas en los mismos”, los técnicos sugirieron que “no debe soslayarse bajo ningún aspecto” la necesaria complementariedad que debe lograr el país entre el transporte por camión, por ferrocarril y por barcaza; “en una búsqueda sostenible de implementar un sistema de transporte integrado y eficiente que haga mínimos los costos logísticos”, cierra el infome.