»Estación de Servicio de la empresa YPF en Salvador Mazza (Foto: Google Maps)

 

Rubén Méndez, jefe comunal de la frontera, fue abordado por empleados municipales en una estación de servicio cercana a la Municipalidad, lo que ocurrió el día miércoles. El mandatario les prometió que al poco rato los recibiría en su despacho, pero nunca llegó. Ayer se concretó la reunión de conciliación en Salta Capital. Para el martes se espera que paguen los sueldos demorados. 

Los trabajadores, enterados que el intendente se hallaba en la estación de YPF (ubicada sobre Avenida San Martín, a metros de la Municipalidad) y encabezados por Adriana Guerrero; delegada de ATE en frontera; se acercaron hasta el lugar con batucada incluida.

El objetivo era plantearle en persona los puntos por los cuales llevan adelante el paro. Entre esos ítems figuran el pase a planta permanente de un grupo de 19 empleados y el pago definitivo de sus sueldos, cumpliendo así el acta acuerdo firmada en febrero ante las autoridades del Ministerio de Trabajo.

Sin embargo y pese a que se escucha a Méndez decir que ya los recibirá en la oficina municipal, nunca llega. “No quiere dar el brazo a torcer (firmar las 19 resoluciones) y en otros medios dijo que él no se dió cuenta de lo que firmó en ese momento”, informó el periodista Raúl Costes.

El tema había formado parte de la mesa paritaria. El pase debía haberse concretado el 1 de mayo, con sueldos acordes a enero del año próximo.

Este jueves se tenía previsto una nueva reunión de conciliación entre el gremio ATE y la Municipalidad en Salta Capital, cita que estaba programada para las 11 horas. El secretario general departamental; Fermín Hoyos; se encontraba ayer en Salta por ese motivo; al igual que el intendente Méndez.

“Los sueldos para todos se depositarían el lunes y el martes ya podrán cobrar todo”, aseguró Hoyos.

Esto se encuentra en duda, ya que hoy se esperaba llegar a un acuerdo y trabajar normalmente la semana que viene, pero nuevas trabas de parte de la comuna provocaron que los municipales se mantengan con la medida de fuerza.

“No firmamos nada”, dijo Hoyos, “la municipalidad dice que pasará a los empleados a planta permanente cuando se hagan una revisión médica, algo que nunca pidieron en 15 años”, manifestó el gremialista.