»El concejal Pablo Grosso se acercó a dialogar con los manifestantes (Foto e informe: Raúl Costes)

 

El gremialista de ATE San Martín, Fermín Hoyos, lo anunció así este miércoles por la mañana. El paro de empleados municipales se mantiene en la frontera y hasta ayer un grupo todavía esperaba poder cobrar sus sueldos de julio. “Hoy no pueden pagarles a los contratados el mes de julio”, aseguró Hoyos.

“Prácticamente declararon la quiebra municipal”, dijo Hoyos de su reunión con el secretario de gobierno comunal, Daniel Campos. “Pagar los sueldos a la planta permanente significa que hoy no pueden pagarles a los contratados el mes de julio”, resaltó.

Por intermedio de su secretario de gobierno, el intendente Rubén Méndez solicitó un compás de espera hasta el lunes 11, lo que fue rechazado por el gremialista y los trabajadores.

“No saben qué van a hacer, porque también ya dijo que no podrán pagar sueldos este 10 de septiembre”, dijo Hoyos, en relación al acta acuerdo con el municipio.

Hasta el martes, se pagó el sueldo de julio a 40 personas, situación para la cual se había determinado que ingresaran por grupos de a cinco a la Municipalidad (con fuerte custodia policial) para que se abonaran los montos correspondientes.

“Son 200 pesos en Ayuda Escolar que para el ejecutivo no es una gran suma, pero para el trabajador; más hoy; representa mucho”, recordó.

La declaración vino al respecto porque un grupo de aproximadamente 30 municipales no pudo recibir sus sueldos ni la Ayuda Escolar. “Hicieron fila hasta las 15 y nada (…) Salvador Mazza es el único municipio que debe (…) el resto ya pagaron agosto”, finalizó.

En total, 19 empleados contratados esperan que se cumpla con su pase a Planta Permanente, como también indumentaria de trabajo y los 206 pesos por hijo de la ayuda escolar, según estableció en el acta firmada con los gremios y las autoridades del Ministerio de Trabajo de Salta.

El Dato
– Agosto cerró en medio de críticas debido a que la Municipalidad invirtió una gran suma para el show de Los Tekis en la fiesta fundacional del pueblo, mientras adeudaba dos meses de trabajos a sus empleados y tres a los secretarios del Concejo Deliberante.