»Imagen ilustrativa

 

Hoy debía realizarse el operativo en barrio del sector suroeste, etapa que ya se había pospuesto por idénticos motivos la pasada semana. La campaña tiene por objetivo erradicar posibles reservorios y nichos del mosquito aedes aegypti. A pesar de las cifras que compartió Conicet sobre un relevamiento que se realizó en Tartagal sobre el tema, Provincia aseguró que no hay casos registrados de ninguna de las enfermedades.

Nuevamente y por las inclemencias del tiempo se suspende la campaña que debía realizarse en la Zona II, que comprende los barrios SUPE, Pórtico, Misión Cherenta, Nacional, Misión Los Tobas, San Isidro, El Milagro, Parcela 20, Los Ángeles, 65 Viviendas, 128 Viviendas, 204 Viviendas, 365 Viviendas, Tomás Sánchez, Nueva Esperanza y Misión el Cruce.

 

»Chatarra oxidada (imagen ilustrativa)

 

De acuerdo con lo informado desde la Municipalidad, se estableció el miércoles 7 de marzo para continuar con el operativo, que hasta ahora solo pudo concretarse en barrios del sector este; TGN, Roberto Romero, Bicentenario, entre otros; en donde se levantaron 26 mil kilos de chatarra. En comparación con febrero de 2017, se recogieron 3 mil kilos más de basura, en el mismo sector. 

Cada año, la Campaña de Descacharrado tiene el objetivo de erradicar nichos y reservorios del mosquito aedes aegypti, que suele escoger los recovecos de latas, gomas, caños, chapas, madera, botellas y todo espacio donde se acumule agua; elemento donde el aedes deposita sus huevos.

Provincia informó que no se han registrado casos de dengue, zika o fiebre chikungunya a la fecha, a pesar que días atrás Conicet realizó un relevamiento en domicilios particulares, con resultados que preocuparon, ya que “pasamos de 200 a 300 criaderos en 100 casas (en promedio, 3 criaderos por casa)”, compartía Nicolás  Schweigmann, profesor e investigador de Exactas UBA.