»Imagen ilustrativa

 

El problema del mal olor que se percibe en la zona sur, ingreso a la ciudad, se debe en gran medida a demoras con obras de cañerías que recorre el tramo de Ciudad Judicial al Complejo Deportivo. Los trabajos corresponden realizar a la empresa Aguas del Norte y de la Provincia, no a la municipalidad, explicaba hoy Sergio Leavy.

La obra forma parte del proyecto de la Colectora de Zona Sur, contemplada en el Fondo de Reparación Histórica por un total cercano a los 19 millones de pesos. La red de cloacas que pasa por Villa Saavedra, Nueva Esperanza y alrededores, no tiene cruce por Ruta Nacional 34 y todas pasan por el Puente Carretero, que no otorga buena pendiente y marchan hacia la Planta en Ruta 86.

Esto provoca un efecto embudo, y hasta que se concrete la misma obra realizada en Bienvenido (para que el agua servida pueda dirigirse a la nueva colectora), el canal sudeste (obra municipal que data de 2011) tendrá el problema del mal olor, que se percibe por el sector de Radio Nacional, 128 Viviendas y Misión Cherenta. 

El canal sudeste se extiende paralelo a ruta nacional 34 desde el ingreso a Tartagal, por 1.300 metros hasta la avenida Mariano Moreno, en Villa Saavedra.

Existía el compromiso de parte del jefe de gabinete de Provincia, Carlos Parodi, de iniciar los demorados trabajos a prontitud antes que el intendente Leavy tomara su licencia por tiempo electoral. La obra es un proyecto que ya suma dos años y pertenece a Aguas del Norte. 

La explicación vino al respecto de declaraciones vertidas por el pre candidato de Cambiemos; Martín Grande; quien dijo estar sorprendido por el “olor a podrido”, que tenía Tartagal.