»El Concejo Deliberante trató el tema y aprobó el pedido de informe del fallo a la Sala II del Tribunal de Juicio de Tartagal (Foto: Maximiliano Peralta)

 

Tras el fallo emitido por la jueza Azucena Vásquez, el concejal Walter Salvatierra habló sobre el tema, reiteró firmemente su inocencia y aseguró que, si bien respetará lo dictado por la justicia, irá por una apelación. “Acá primó la fabula, el engaño, querer hacer una cosa por otra y manipulación de un menor”, declaró. En el Concejo se debatió el tema en la sesión de anoche. La UCR pidió que el Juzgado a cargo acerque un informe completo sobre el fallo.

“Hubo gente que vió todo y se calló”, lamentó el edil. El 24 de mayo se leerán los fundamentos, y de allí tendrán 10 días para presentar un recurso de casación, “considero que esto es algo incorrecto (…) hubo errores en este fallo”, reafirmó. Salvatierra reconoció que por todo lo sucedido y tras el fallo, anímicamente no está bien.

Salvatierra recordó que los hechos ocurrieron el 29 de enero de 2016, en las afueras del Fortín Sangre Argentina. La mujer, Susana Beatriz Rodríguez, ex pareja de un hermano del concejal, se acercó hasta el lugar en un auto. “Yo la invité a que se retire, porque siempre fue una persona conflictiva (…) llegó en compañía de su hijo de 14 años”, relató. “Ya había causado muchos inconvenientes (…) estando ya separada de mi hermano, iba igual a insultarlo”.

Ese día, el concejal dió aviso a la policía sobre la presencia de Rodríguez, tras lo cual compartió una cena con la gente que residía en el Fortín. “El hijo declaró que yo estuve 20 minutos golpeando a su madre, cuando en realidad él estaba chateando por teléfono con una amiga”, largó. “Ella dijo primero que yo le pegué adentro del Fortín y después cambió y ya dijo que fue afuera (…) también dijo que pasó a las 9 de la noche y que le pegué con una linterna, cuando ella fue a las 7 de la tarde”.

Por todos estos puntos es que el edil esperará a la lectura final y luego irá por el recurso de casación. “Se ha ensuciado mi nombre (…) no sé cual sería la intención, pero la presumo (…) quería sacarme plata”, siguió, “pretendía que se le otorgue 400 mil pesos en calidad de indemnización (…) para darle ese dinero yo tendría que trabajar toda la vida”.

Según lo que pudo saber, los golpes y lesiones que exhibió fueron producto de una agresión en una salida con amigas, cuatro días antes del episodio en el Fortín.

Rodríguez nunca dejó de hacerse presente por el Fortín, señaló Salvatierra, pero al momento de declarar durante el juicio solicitaba que el concejal se retirara “porque le daba temor”, continuó, “buscó la provocación todo el tiempo (…) me dijeron que anoche estuvo en el Concejo, aunque yo no la ví”.

El Concejo Deliberante, en tanto, aprobó sobre Tablas el proyecto de resolución que presenó anoche el bloque de la UCR, en donde se pide una copia del fallo de la Sala, para pronunciarse al respecto. Salvatierra adhirió e impulsó la iniciativa, para que el cuerpo haga gestiones. “Voy a ser respetuoso sobre lo que el cuerpo resuelva“, cerró.