»Gualberto Solano declara en el juicio, en Roca (Crédito foto: diario Rio Negro) 

 

Diario Rio Negro.- Los jueces María Evelina García, Oscar Gatti y Gastón Martín continuaron este martes  con el juicio que tiene a siete policías imputados, en la causa por el crimen y la desaparición forzada del trabajador salteño Daniel Solano. El padre del joven; Gualberto Solano; y los testigos protegidos prestaron declaración, no así los policías acusados. 

Pasadas la hora 15.30 del martes continuaba en el recinto la toma de declaración a testigos de identidad reservada. Antes fue el turno de Gualberto Solano, padre de la víctima, que se quebró en lágrimas al momento de hablar.

Entre sus dichos recordó los comienzos de la búsqueda de su hijo y los intentos del “puntero” por convencerlo de que Daniel sólo se había ido de viaje. Se refirió así al sujeto que reunía a los empleados “golondrina” allí en Salta para enviarlos a trabajar al sur. También aseguró conocer a los acusados Berthe y Martínez.

Pese a la importancia de resguardar sus identidades, se hicieron públicas en el recinto, mientras uno de los imputados tomaba notaSi bien no se pudo tomar fotos, todos en el auditorio vieron el rostro de esas personas que iban a declarar.

 

»Héctor Martínez, uno de los imputados, tomaba nota mientras se daban a conocer los datos de los testigos protegidos (Foto: diario Rio Negro)

 

Puntualmente, uno de ellos habló de la última noche de Daniel, en el boliche Macuba, de Choele Choel. Dijo haberlo visto cerca de la puerta de ingreso al local bailable, junto a “dos o tres policías” de la custodia del lugar.

Afirmó que le llamó la atención que el dueño de Macuba saliera por una puerta de emergencia, hablara con los efectivos y volviera a entrar por la puerta principal. Luego vio llegar una camioneta blanca de la que se bajaron cuatro agentes más. De ahí más él permaneció dentro del local y no vio nada más.

Aseguró que se dio cuenta que era Solano por las fotos que circularon dos días después.

Un cuarto intermedio establecido hasta las 13:30 sirvió para resolver el pedido de nulidad parcial que presentó la defensa de los policías implicados. Allí se supo que los acusados se iban a abstener de declarar.

Los abogados pidieron la nulidad parcial de la acusación por considerar que la querella había hecho una acusación refiriéndose a hechos que no se habían investigado, como la figura de asociación ilícita, trata laboral y venta de estupefacientes. Los cinco abogados pidieron que se juzgue por los hechos por los que fueron acusados originalmente.

Luego la fiscalía y la querella solicitaron que no se haga lugar a los planteos porque los policías están al tanto de la acusación que enfrentan y que el planteo de sus defensores es extemporáneo.

Antes de comenzar la audiencia, la policía secuestró un cuchillo que uno de los asistentes tenía en su mochila, aunque no hubo incidentes ni se dio en el marco de un intento de agresión.