»Unidad de Urkupiña en recorrido por la red de servicio urbano de pasajeros (Foto: FM Alba) 

 

A raíz de un fallo judicial, las empresas de recorrido interurbano no podrán ingresar ya a los corredores urbanos de Tartagal a partir del próximo mes. Así se informó oficialmente desde la Municipalidad. Las interurbanas deberán limitarse a recorrer la Ruta Nacional 34 hasta la Terminal de Ómnibus.

La Municipalidad anunció la medida este miércoles, aclarando que los controles y retenciones de unidades que infrinjan la disposición comenzarán el mes próximo. Las líneas interurbanas deberán limitarse a recorrer la Ruta Nacional 34 ida y vuelta hasta la Terminal de Ómnibus. 

Las únicas empresas autorizadas son 13 de Junio, Norte Grande SRL (ex Taeb) y Ferrer Hnos; que recorrerán el circuito urbano que componen la red troncal dispuesta para el servicio de pasajeros por las calles Warnes, Paraguay, Avenida 24 de Septiembre, Avenida 20 de Febrero, Avenida 9 de Julio, Bolivia, Aráoz y Avenida Alberdi.

El ejecutivo municipal recordó que los corredores fueron licitados y otorgados a las mencionadas, mientras que por el lado interurbano fue la AMT (Autoridad Metropolitana de Transporte) la que estableció la concesión del corredor Salvador Mazza,Aguaray, Tartagal, General Mosconi y Campamento Vespucio.

La primera en “intervenir” en el corredor urbano fue Urkupiña, que de a poco fue desplazando a la Cooperativa SATAP, pese a los llamados de atención y quejas de trabajadores de la citada. Poco a poco, también tomó su ejemplo la empresa Ferrer en su servicio interurbano, aunque tardó bastante más en aceptar pasajeros de índole urbana.

“Va a traer cola, porque la gente defiende mucho el servicio de Urkupiña, pero es una injusticia con las demás empresas que fueron concursadas para esos corredores”, dijo un funcionario comunal este miércoles.

La medida municipal ocurre a pocos días de un revés judicial que la involucra y que impulsó la empresa Norte Grande SRL. La compañía que encabeza Sandra Ardiles había interpuesto un recurso de Amparo Constitucional contra la Municipalidad y la Empresa de Transporte Urkupiña SRL.

El motivo radicaba en que Urkupiña pretendía hacerse también con el corredor de Km 6, que estaba licitado a Norte Grande. La gerencia arguyó que contaba con un permiso provisorio para cumplir también servicio en ses corredor pero al momento de definir el fallo judicial no exhibió ni presentó la autorización que se decía otorgada por la comisión Provincial, de regulación de trasporte de la Provincia de Salta.

En medio, ocurrió un episodio de violencia de género de parte de uno de los gerentes de Urkupiña; Luis Severich; hacia una empleada de boletería de otra empresa en Salvador Mazza.