»Imagen ilustrativa

 

Desde la pasada semana los residentes de la ciudad han hecho queja por la falta de agua, la que se ha reducido a una mínima presión por pocas horas al día. Si bien la situación se ha visto minimizada por las inundaciones en el chaco salteño, la proximidad de una audiencia pública por un nuevo aumento no deja de preocupar.

La empresa Aguas del Norte hizo saber que la situación del servicio es debida a las intensas precipitaciones registradas, que provocaron la crecida de ríos y que impactó en los sistemas de abastecimiento.

“Queremos destacar que nuestro personal desde el primer momento se encuentra abocado a enfrentar esta situación, ejecutando diferentes obras y trabajos en ríos, zonas de captación, y sistemas de distribución. Estas tareas implican una gran complejidad ya que la lluvia provocó la erosión de suelos impidiendo el acceso a las plantas potabilizadoras, además de la falta de energía eléctrica que se produjo en algunos sectores”.

Tartagal, Coronel Cornejo, General Mosconi y Campamento Vespucio registran el mismo problema; baja presión  por unas pocas horas y/o corte del servicio incluso dos veces al día.

Para la población de Santa Victoria, se agregó “el servicio es normal”. 

Como en cada ocasión que sucede, se encuentran activos los camiones cisterna, para distribuir el recurso hasta que esta situación hídrica, tan crítica, mejore. “El abastecimiento prioriza la entrega en los centros de salud, hospitales y escuelas”, cerró el comunicado.