»Fiscalía Penal de Salvador Mazza (Foto e informe: Raúl Costes)

 

Minutos antes de las 10 de la mañana de este martes un llamado anónimo alertó sobre la presencia de un objeto explosivo en el interior del edificio de Fiscalía. Rápidamente, Gendarmería Nacional Escuadrón 60 se acercó al lugar, valló y realizó la inspección. Poco antes de las 12, se descartó toda amenaza. Es el segundo suceso de estas características que ocurre en frontera.

El pasado 10 de octubre la frontera estuvo cerrada por amenaza de bomba, bloqueo que por seguridad se mantuvo por 12 horas.

Este martes, momentos antes de las 10 de la mañana, la Fiscalía Penal de Salvador Mazza recibió un llamado que alertaba de la presencia de un elemento explosivo en el interior del edificio. El Escuadrón 60 de Gendarmería Nacional se abocó a la inspección del edificio; que no es muy grande; y tras dos horas, aproximadamente, se descartó la amenaza.

 

»Descartada la amenaza de bomba, permaneció una custodia en Fiscalía (Foto: Raúl Costes)

 

El llamado ocurrió cuando el Dr. Armando Cazón; fiscal penal de la localidad; emitía una orden de desalojo a desocupados que se manifestaban en el acceso sur, bloqueando el ingreso al pueblo y también el tránsito sobre la Avenida San Martín.

A esa hora, alrededor de las 10, un grupo de Infantería avanzaba sobre el grupo de desocupados, que se retiraron pacíficamente y volvieron a asentarse en la esquina de la Municipalidad con su reclamo.

Pasada la alarma en Fiscalía, los empleados ingresaron al lugar y se mantuvo custodia policial en el lugar a modo de precaución.