»Yanina Gay (Foto: Nuevo Diario de Salta)

 

Nuevo Diario de Salta.- La Jefatura de Policía revocó ayer la resolución 6954, por la que había puesto a una agente, que denunció a un superior por violencia de género, al borde de la baja por exoneración. Con esto la agente puede continuar con el uso de la licencia médica mientras se tramita el sumario administrativo que la institución policial le inició por haber hecho declaraciones públicas.

El jefe de la Policía, Ángel Silvestre, decidió ayer “hacer lugar” al reclamo de la agente Yanina Gay y “disponer que a través de la División Incorporaciones y Promociones Policiales (DGP), (se) proceda a la entrega de la credencial policial”.

Con esto la agente puede continuar con el uso de la licencia médica mientras se tramita el sumario administrativo que la institución policial le inició por haber hecho declaraciones públicas.

La nueva decisión se tomó mediante la resolución 26.494 y tiene en cuenta el planteo de Gay en contra de la resolución por la que antes se dispuso su pase a disposición de la Dirección General de Recursos Humanos, se la eximió de prestar tareas, se le retiró la credencial y se recomendó su baja por exoneración.

 

»Ángel Silvestre, jefe de Policía (Foto: Nuevo Diario de Salta)

 

Ahora la Jefatura consideró, siguiendo el asesoramiento de Recursos Humanos, que el planteo de Gay en contra de esa resolución “debe ser considerado como un reclamo bajo las previsiones del artículo 67° y siguientes del Reglamento General de la Policía de la Provincia de Salta, por lo que resulta procedente su tratamiento”. 

En los fundamentos de la nueva resolución también se destaca que, como recordó Gay en su planteo, el Juzgado de Violencia Familiar y de Género de Tartagal dispuso que la institución policial “debe garantizarle el usufructo de licencias médicas necesarias para reparar las consecuencias de la violencia sufrida hasta su total recuperación física y piscológica” y se basó en esto para solicitar que se dejara sin efecto la medida tomada por la Jefatura “hasta tanto se resuelva la actuación administrativa que se le instruye”. 

“Analizados los fundamentos expuestos y los antecedentes relacionados al hecho en cuestión, esta instancia establece que corresponde hacer lugar al planteamiento formulado y en consecuencia revocar la resolución JP N° 6954/18, quedando sin efecto todos los actos preliminares y preparatorios que se hubiesen producido dejando a la recurrente en la situación administrativa en la cual se encontraba antes del dictado del referido instrumento legal”, recomendó la Dirección General de Recursos Humanos y se sostuvo en los fundamentos de la resolución.