»Imagen ilustrativa

 

Esta madrugada se produjo un bajón de energía seguido por un abrupto incremento en la tensión. De acuerdo con lo informado por EDESA SA, a través de Relaciones Institucionales, el “bajón” se registró a las 01:53 y se produjo por “recierre” de la Línea de Alta Tensión de 132 kV en el tramo Senda Hachada-Pichanal. Afectó a tres localidades del departamento, incluyendo Tartagal.

Desde la empresa Personal no informaron si la caída del servicio por una hora tras el bajón estuvo relacionado de alguna manera. Usuarios reportaron que no se podía enviar mensajes de texto como tampoco vía aplicaciones ni recibir o realizar llamadas desde las 02 hasta minutos después de las 03 de la madrugada.

La breve interrupción del servicio de energía afectó también al alumbrado público por sectores, dejando calles y avenidas prácticamente a oscuras.

EDESA informó que fueron tres las localidades del departamento alcanzadas por el “recierre”, a ser Dragones, Senda Hachada y Tartagal.

El “recierre” es una interrupción automática del flujo de energía que seproduce en los extremos de línea cuando se detecta alguna falla pero que abre inmediatamente si la falla no persiste como lo ocurrido en la madrugada de hoy. En caso de que la falla persista, el servicio se interrumpe permanentemente hasta que se solucione el inconveniente.

La empresa no detalló cuál pudo ser el motivo por el que ocurrió el inconveniente sobre la línea transportadora.