»Imagen ilustrativa

 

Los propietarios denunciaron que les llevaron gran parte de las mercancías ubicadas en las veredas del sector que se inspeccionó; sin que se labraran actas o inventario de lo incautado. Más allá que los inspectores de Control y Fiscalización les aseguraron que todo se trasladaría al Tribunal de Faltas, varios comerciantes tacharon de “robo” al operativo.

A inicios del año, la Dirección de Rentas puso en vigencia las modificaciones aprobadas en 2017 para las habilitaciones y renovaciones, con lo cual se reducía el número de trámites administrativos del comerciante; además de los beneficios que acompañan a la medida comunal.

Este miércoles se realizaron una serie de controles en el sector comercial que se extiende por calle San Martín, operativo que provocó malestar entre los vendedores. Además de locales se cuenta la presencia de cinco galerías; aproximadamente. Los inspectores realizaron su tarea acompañados por efectivos de Policía, ya que no sería la primera vez que pretenden agredirlos como forma de impedir decomisos. 

“Me sacaron toda la ropa que tenía en la vereda, sin hacer actas; es como que me han venido a robar, a usurpar”, señaló una mujer propietaria. “Pago más de dos mil pesos en impuestos y así vienen y me quitan las cosas”. 

Cabe recordar que cada vez que sucede un operativo de Fiscalización, se considera también la ocupación de las veredas, debido a que el movimiento del peatón desde Sarmiento a Gorriti; sobre calle San Martín; se ve difícil por la cantidad de puestos comerciales que ubican sus mesas y mercancías en exhibición, también aérea,  en ambas veredas.

No faltaron los roces entre propietarios e inspectores, que pretendían impedir que se les llevaran los productos.

El Dato
– El comercio registrado representa el 30% de ingresos en la economía municipal