Desde junio de este año se puso en marcha la campaña “Registrá tu línea y hablá seguro”, la que tiene por objetivo que clientes de telefonía móvil bajo la modalidad de prepago o con tarjeta puedan registrar las líneas a su nombre y evitar que en caso de robo ingresen al mercado paralelo. En las últimas semanas, usuarios de norte reportaron inconvenientes con sus líneas debido a que no tenían la “Titularidad Asumida”. 

Las empresas de telefonía celular se habían comprometido a la colaboración en el sistema de “nominatividad” de las líneas. Hasta 40 millones de líneas de teléfonos móviles e incluso más forman parte de este proceso.

Movistar, Personal, Claro, Nextel y la recién llegada Virgin Mobile llevan a cabo este procedimiento para registrar las líneas operativas.

Todos los usuarios deberán cumplir con este trámite, que podrá realizarse en forma presencial (en las oficinas comerciales de cada compañía) o remota (vía web o por teléfono), si pretenden mantener sus líneas activas.

Será necesario registrarse con nombre, apellido y número de documento registrado, y además a los clientes las empresas le formularán una serie de preguntas de seguridad para terminar de validar su identidad.

A partir de la resolución, todas las líneas y en cualquiera de las modalidades del servicio, prepago, postpago y mixto, tendrán que ser verificadas, ya que de lo contrario, serán dadas de baja y no podrán seguir siendo utilizadas.