»Imagen: internet

La Asamblea del Año XIII sancionó como Himno Nacional Argentino la canción compuesta con versos de Vicente López y Planes y música de Blas Parera. El 24 de abril de 1944 se estableció la letra oficial tal como la conocemos en la actualidad.

Debido a la emergencia sanitaria por coronavirus, en Tartagal no se han llevado a cabo actos oficiales ni habrá retreta y carrusel por parte de la Banda del RIMte 28.

No obstante, el Día del Himno continúa con las efemérides patriotas que confluyen en este mes. El pasado 1 de Mayo se recordó el Día de la Constitución Nacional, y también durante este mes se homenajea el Día de la Armada Argentina, el Día de la Escaparela, el Primer Gobierno Patrio y el Día del Ejército.

La anécdota nacional rescata una obra de teatro que inspiró a Vicente López y Planes. La puesta se presentó en 1812 en la Casa de la Comedia bajo el título «25 de Mayo» y finalizaba con una composición en forma de marcha. El entonces integrante de la Asamblea del Año XIII presentó posteriormente su trabajo, con la consiguiente aprobación.

En actualidad, desde las asociaciones de Ceremonialistas vienen impulsando que se establezca el canto del Himno Nacional en grandes eventos a partir del acorde 53 y 54, «donde más fuerte suena nuestro himno», resaltó José Cervantes, secretario de Prensa Ceremonial y Protocolo del Concejo Deliberante y también ceremonialista.

«Los argentinos somos eufóricos, sobre todo cuando se trata del fútbol y nos olvidamos del respeto (…) queremos hacerlo sentir de algún modo y de ahí ese tarareo que tuvo el Himno Nacional durante el primer minuto», siguió.

»Blas Parera – Vicente López y Planes (Imágenes: Archivo Histórico de la Nación)

En este tiempo de cuarentena; con los escolares en casa pero con clases impartidas de manera on line o por medio de cartillas; «esperamos que dentro de la currícula esté (…) tenemos un mes muy patriótico (…) que los docentes estén a la altura», continuó.

Sobre el Himno Nacional Argentino
Desde la presentación ante la Asamblea del Año XIII, se desató una polémica en torno a la obra, pues era considerada demasiado extensa como para ser ejecutada en cada acto institucional o público.

El 30 de marzo de 1900 se decretó la ejecución parcial del himno, con la primera y última cuarteta y el coro. Fuera de esto, la cuestión del ritmo, la armonía y la extensión del himno no terminó sino hasta el 14 de abril de 1944, fecha en que por fin quedó establecida la versión definitiva a través del decreto 10.302.

Esta versión oficial toma la versión compuesta por la letra de López y Planes, la musicalización de Blas Parera y el arreglo de Juan P. Esnaola.

Nuestro Himno Nacional Argentino, en su versión original y aspecto formal, se organiza en nueve octavas de versos decasílabos y un coro de cuatro versos (los dos primeros octosílabos y los dos que siguen, decasílabos).

Es un poema ajustado a los cánones neoclasicistas, escrito en lengua culta; invoca algunas figuras mitológicas y presenta tanto imágenes auditivas como visuales, hipérbatos, metáforas, alegorías y recursos retóricos propios de esta corriente estética. Sus temas principales son la emancipación, la valentía, el valor del pueblo argentino, el heroísmo.