»Bagayeros rompieron el acuerdo firmado, ya que se oponen al uso de chalanas habilitadas (Foto e informe: Claudio Rojas – FM Panamericana)

 

Tras acuerdo con los bagayeros, que incluye un empadronamiento del total de trabajadores, ocurrió que del lado boliviano hubo reclamos por el anunciado impedimento de utilizar los pasos clandestinos y el no uso de gomones. Un número de entre 50 a 60 personas se manifestaron en Aguas Blancas sobre el tema. Al cerrar el miércoles, el conflicto se trasladó al uso de la Playa de Camiones Municipal, en Orán.

Por la mañana, en Aguas Blancas se vivió una jornada tensa por un anunciado corte en el paso de chalanas habilitadas para transporte por el Rio, que forma parte del acuerdo al que se llegó para “blanquear” el trabajo de bagayeo y que un grupo de Bolivia no quiere aceptar porque entienden que limita su trabajo.

El acuerdo rubricado con Nación establece que dejarán de utilizar los pasos con gomones y caminos de tierra clandestinos.

Mientras esto ocurría este miércoles por la mañana, en otro punto se realizaba el empadronamiento de bagayeros, reuniendo hasta media mañana alrededor de 500 personas. La tarea continuaba por la tarde.

Entonces fue que el conflicto; ya conseguido otra vez el paso por gomones y caminos  de tierra;  se trasladó ahora al uso de playa de camiones (o playa de transferencia municipal)  en la ciudad de Orán.

Este espacio, que pertenece a la comuna, es alquilado por un particular; informó FM Panamericana de Embarcación; quien abonaría 10 mil pesos en concepto por un predio de más de 300 metros de largo por 200 de ancho, en donde se factura, acomoda y distribuye todo lo referido al bagayeo.

Un grupo de estibadores no quiere utilizar este lugar para no pagar por su uso, y pretenden que se les asigne otro sector y que sea cercano al Puesto 28 de Gendarmería Nacional.

El tema seguía en el centro del debate hacia las 21 horas del miércoles, provocando que el intendente Marcelo Lara Gross se acercara a mediar, a raíz de amenazas que surgieron de pasadores bolivianos, para que se continuara utilizando la mencionada Playa (no se dispone de otro espacio por el momento).

Un grupo de locales llegó a deslizar que si no descargan en la Playa de Camiones de Orán, se les saquearían la mercadería de estos bagayeros disidentes.

Estos últimos argumentan que nunca se tuvo claro quien explota el uso de ese espacio; aunque es municipal; solo un hombre de apellido Ale figura pero se dijo en reiteradas ocasiones que hay más de un encargado, si autoridad, dentro del predio.

La negociación no es definitiva, pero los bagayeros no quieren pagar más por el uso de la playa de camiones.