»Autobomba adquirida a Estados Unidos, durante las pruebas en el Complejo Deportivo, año 2016 (Foto: archivo FM Alba)

El cuerpo de Bomberos Voluntarios de Tartagal posee una autobomba que formó parte de los operativos de rescate tras el atentado a las Torres Gemelas, Estados Unidos, el 11 de Septiembre de 2001. La historia surgió a raíz de notarse una placa colocada en el vehículo. “Respetamos a los bomberos de todo el mundo, así que mantendremos los homenajes”, dijo Rolando Álvarez; jefe de Defensa Civil.

Este 2019 se recuerdan 18 años del atentado al Wordl Trade Center (Estados Unidos); suceso que terminó con la caída de las Torres Gemelas y que dejó como saldo la muerte de 3.016 personas (incluyendo terroristas y pasajeros de los cuatro aviones secuestrados) y 6.000 heridos.

Los bomberos fueron protagonistas en las tareas que se desplegaron en búsqueda y rescate, falleciendo 343 de ellos y del condado de New York. Entre las autobombas que se acercaron a WTC ese día se encontraba una con plataforma Spartan, para alcanzar una altura de 10 pisos.

La historia surgió debido a que la autobomba; de Piscataway (Nueva Jersey); exhibe dos leyendas, menciones de honor, una por un bombero caído en tareas un año antes del 11 S y un segundo entregado por el Cuerpo de Bomberos de New York por las tareas el 11 de Septiembre de 2001.

“Se cree que los bomberos en Estados Unidos son profesionales y no es así (…) en New York hay 45 cuarteles (…) en ellos hay 12 mil bomberos y 8 mil son voluntarios (…) sería difícil sostener así el sistema”, contó Rolando Álvarez.

Al momento de realizar las tratativas para adquirir la autobomba, fueron consultados acerca de la posibilidad de remover las leyendas, para colocar las locales. “El homenaje al bombero caído es muy justo y el 11-S fue una auténtica tragedia”, siguió. “El trabajo de los bomberos en todo el mundo es así (…) se pone en riesgo”.

Las leyendas; colocadas como adhesivo permanente; se ubican en el parante intermedio de la cabina, en la parte superior, y para evitar que se dañen se les colocará una protección adicional para resguardarlas.

Como gesto agradeciendo la decisión de los Bomberos Voluntarios de Tartagal, se les otorgó una “cascada”; equipo valuado en 25 mil dólares; completando así la autobomba con plataforma Spartan (modelo 89 con 27 mil kilómetros) adquirida en 2014 y que finalmente, trámites mediante, pudo ser entregada en 2016.

Nos piden la autobomba para realizar ejercicios en diferentes puntos del país (…) Santiago del Estero consiguió hace poco su escalera, así que se cuentan dos en 10 provincias del norte”, finalizó Álvarez. El último mantenimiento fue hace dos meses.