»Imagen de archivo

El vicepresidente primero del Concejo, Juan José Sarzur, reafirmó que el órgano iniciará investigaciones para determinar lo sucedido con los caños del GNeA y reiteró que de ninguna manera aprobaron que se disponga de éstos. Las pesquisas incluirán determinar las circunstancia que rodean al documento que se utilizó para la maniobra. La municipalidad no ha emitido ningún comunicado.

El caso lo lleva la fiscalía del Dr. José Bruno, a raíz de la detención hace tres semanas de dos camiones que transportaban caños de 24 pulgadas (del gasoducto) sin los permisos ni remitos correspondientes en el puesto de control de Gendarmería en Aguaray.

“Los caños fueron secuestrados y quedaron en el escuadrón de Gendarmería (…) como iba a venir gente de la empresa (Vertúa SA) e intervenir Fiscalía, todo quedó allí”, relató Sarzur. No se volvió a tener novedades sobre el tema hasta el miércoles de esta semana.

Sobre la supuesta resolución que involucra al Concejo Deliberante, aprobando que el ejecutivo municipal disponga de esos recursos, resaltó que no hay registro de tal documentación en el Boletín Oficial del Municipio como tampoco en los Concejo Deliberante.

“Se puede observar el cuerpo del documento, pero no detalles de la fecha y el lugar”, hizo incapié.

Tampoco el intendente Jorge Prado se ha referido al tema. “Si es así, el ejecutivo incurre en un grave delito”, remarcó el concejal. Cabe recordar que el cuerpo de ediles de Aguaray actualmente se compone por seis personas, dado que Diego Quinteros (de la línea de Prado) renunció a su cargo, que por hoy analiza el Tribunal Electoral.