»Imagen ilustrativa

 

Un grupo de no más de 10 personas cerraron hoy el paso por la Ruta Nacional 54, a la altura de Paraje Capiazuti, reclamando por la continuidad de la construcción de un complejo de viviendas en la misma  comunidad. Hacia las 10:15 levantaron el bloqueo, pero se mantienen a la vera del camino, bajo la vigilancia de efectivos de Infantería de Policía. 

Se trata de un cupo de viviendas que quedaron inconclusas por parte de la cooperativa a cargo, por falta de pagos, y que están bajo la responsabilidad del IPPIS; Instituto Provincial de Pueblos Indígenas de Salta. 

Los referentes de la comunidad se pusieron en contacto con el diputado provincial Mario Ángel pasadas las 15 de este lunes, quien a su vez se comprometió a evaluar la situación y darle tratamiento.

El grupo de viviendas corresponde al cupo de 150 iniciadas en toda la provincia en febrero de este año, para las 9 etnias. Además de Capiazuti, se construían casas en Embarcación, Tartagal, Isla de Cañas, Iruya, Molinos, Orán, San Antonio de los Cobres, Santa Victoria Este, Animaná y Santa Victoria Oeste.

El tema resurgió debido a una denuncia pública del abogado Sergio Heredia, respecto al desvío de fondos destinados a la construcción de las mismas.

Sobre el tema y consultado el IPV (Instituto Provincial de la Vivienda); organismo con el cual el IPPIS firmó el convenio; declaró que no hay motivos para las declaraciones del letrado y que sí se han limitado a llamar la atención del IPPIS por el retraso en algunas construcciones.

El Dato
– La construcción de las viviendas son financiadas por la Secretaría de Vivienda y Hábitat de Nacion, en el marco del Programa Federal de Vivienda y Mejoramiento del Hábitat de Pueblos Originarios y Rurales.