»Imagen: FM Alba

Este lunes por la mañana, un ejemplar de kakuy; también conocido como “pájaro fantasma”; fue avistado en el sector céntrico de Tartagal. No es común observar durante el día al ave, ya que sus hábitos son nocturnos y por su particular pelaje se confunde con el alrededor.

El ave; de nombre científico “Nyctibius Griseus“; se mantuvo largas horas esta mañana sobre un poste en Avenida 9 de Julio y pasaje Ejército Argentino, cercanías de la UNSa Tartagal.

El kakuy suele estar asociado a la proximidad de lluvias y su aspecto, plumaje marrón y ojos saltones y amarillentos; un tanto impresionable; provoca más de un sobresalto a los desprevenidos.

Actualmente en peligro de extinción en nuestro país, esta especie suele medir de 33 a 38 centímetros y lanza un grito característico persistente que especialistas describen como un “lamento humano”; referencia que remite a la leyenda sobre su origen.

El kakuy suele ser un ave de hábitos nocturnos y además rapiña. Su presencia se ha notificado en diferentes localidades y ciudades de las provincias que componen toda la región noroeste argentino.

»El kakuy es un ave noctuna y de rapiña. En la imagen; un ave en el Botánico de Jujuy (Crédito imagen: Nuria Herrera)