»Andrés CEnteno (Imagen: redes sociales)

 

Un joven de 21 años, con domicilio en el asentamiento de Barrio Roberto Romero, fue atacado sin motivo anoche por su tío; apodado “Chaqueñito”; provocándole la muerte. La familia asegura que el sujeto estaba bajo influencia de estupefacientes y tras cometido el hecho, el causante huyó en dirección del río cuando la policía llegó a buscarlo. El responsable ya está detenido. 

Los primeros testimonios surgieron de sus propios familiares, en un dramático momento en la guardia del Hospital Juan Domingo Perón. Hasta allí fue trasladado Andrés Centeno (21), ya fallecido a consecuencia de las heridas recibidas; producto de apuñalamiento.

El joven; empleado en un comercio de barrio Los Payos; se encontraba ayer tarde en su casa, en su habitación y en compañía de su pareja. Ella fue quien relató que el tío del joven; identificado como Javier Francisco Quintana (a) “Chaqueñito”; ingresó repentinamente al lugar. 

Sea porque observó que venía armado con un cuchillo, sea por otro motivo, Centeno pretendió cerrar la puerta del dormitorio; sin conseguirlo. Entonces fue que su tío le asestó tres golpes y huyó del lugar, hacia el domicilio de su madre en Barrio San Juan. 

La familia denunció que el móvil de Policía se negaba a ingresar al asentamiento debido al estado de las calles; de manera que el joven agonizó por casi una hora en medio de la desesperación de los presentes.

“Chaqueñito” es conocido en el sector este por su prontuario de robo; sobre todo motos; y el consumo de estupefacientes. Cuando la policía llegó a la casa de barrio San Juan, escapó en dirección al río, afirmaron testigos.

Con los datos aportados, Infantería localizó al presunto autor en la intersección del pasaje Pereira y Gasoducto, donde un grupo de jóvenes apedreó al personal interviniente. Sin embargo, la situación fue neutralizada y se concretó la detención de “Chaqueñito”.

El caso está siendo investigado por efectivos especializados y a cargo de la Fiscalía de Graves Atentados contra las Personas de Tartagal que dirige el trabajo policial.