»Imagen ilustrativa

 

Tres personas ingresaron a la casa de familia y de allí pretendieron robar al comercio que da a la Avenida principal. Fueron reducidos la propietaria y uno de los empleados. Uno de los delincuentes portaba un arma de fuego. La oportuna llegada del hijo de la mujer provocó la huída de los malhechores. 

De acuerdo con el relato, tres hombres ingresaron por el lado de la vivienda familiar, y uno de ellos era el que estaba armado. Sorprendieron a la dueña de casa, a quien golpearon y taparon la cara con un saco, mientras era amenazada.

Redujeron posteriormente a uno de los empleados del local, quitándole el cuchillo que tenía en manos. El hecho ocurrió en horas de la tarde.

En medio de la situación, llegó por sorpresa el hijo de la familia y enfrentó a los agresores, que huyeron por el mismo lugar que ingresaron y; según la voz del joven; se subieron a un automóvil color negro, modelo Volkswagen de tres puertas (aparentemente) ; que los esperaba sobre calle 25 de Mayo.