»Jeanine Añez y Álvaro Coimbra

A pesar de la renuncia del Presidente Evo Morales a su cargo; el cual todavía no se ha tratado en la Legislatura Nacional; la inminente convocatoria de elecciones y la violencia desbordada, las autoridades bolivianas no se deciden a fijar fecha para la convocatoria electoral.

De lo que se supo, es que la presidente interina Jeanine Áñez remitió este miércoles a la Asamblea Legislativa Plurinacional un proyecto de ley de Régimen Electoral Transitorio, para formar el Tribunal Supremo Electoral (TSE) y convocar a nuevas elecciones generales en Bolivia.

El ministro de Justicia, Álvaro Coimbra, indicó que ese proyecto de ley «tiene tres objetivos principales», identificados por recomendación de la Organización de Estados Americanos OEA) y la Unión Europea (UE).

Precisó que esos objetivos son, «declarar la nulidad de las elecciones del 20 de octubre, convocar nuevos comicios y designar a miembros del TSE».

«Nosotros lo que estamos brindando es la posibilidad de acortar los plazos para que el TSE sea elegido en los próximos 15 días sobre la base de la publicación de esta ley», indicó.

En cuanto a los plazos para la realización de nuevos comicios, dijo que ese punto deberá ser consensuado por los sectores sociales y actores políticos, conforme a las recomendaciones de los organismos internacionales.