»Embajador de Argentina en Bolivia, Normando Álvarez (Crédito foto: Agencia ABI)

El País.- Una comitiva binacional boliviana-argentina visitó entre el 25 y 27 de abril, una nueva zona franca con puerto a desarrollarse en Rosario, que el Gobierno argentino pone a disposición del país y su comercio. Bolivia acordó en realizar un estudio de factibilidad técnica y económica para decidir inversión.

La información fue proporcionada por el embajador de Argentina en Bolivia, Normando Álvarez, quien en un contacto telefónico con ANF informó que la comitiva binacional visitó primero la zona original ofertada a Bolivia en el puerto Rosario, pero que por un crecimiento demográfico y de mancha urbana, quedó inhabilitada para operaciones de embarque y desembarque.

“Nos trasladamos 40 kilómetros a una nueva zona franca y posible puerto en Villa Constitución dentro del área del Gran Rosario, y vieron que es una zona aun incipiente pero con muchas posibilidades (…). Es una zona que está desarrollando de una manera muy importante, con rutas y autopistas que conectan y tendrán todo lo necesario para ser un puerto importante”, aseguró el diplomático.

El diplomático destacó las ventajas que ofrece su país a Bolivia para desarrollar un puerto que prácticamente sería boliviano, en aguas profundas, con un pago mínimo de tarifas para transportar importantes volúmenes de productos de exportación y de importación. Dijo que la Gobernación de Santa Fe ofreció apoyo técnico.

Actualmente, el país posee una zona franca en Puerto de Rosario (Santa Fe), sobre el río Paraná, el cual fue establecido mediante la suscripción de un convenio en junio de 1969. Dicho espacio es utilizado para la exportación e importación de mercaderías.

Previamente el embajador de Argentina en Bolivia, Normando Alvarez, informó que se evaluarán las posibilidades para que –con esta segunda zona franca– se puedan “mejorar las posibilidades” del país en el ámbito portuario. La propuesta se centra en ceder entre cuatro a cinco kilómetros del puerto argentino.

“Argentina dará las facilidades para que Bolivia pueda exportar; hablamos de grúas, contenedores, que van a permitir que este puerto de aguas profundas sea la salida de Bolivia hacia el mar”, aseguró el embajador.