»Claudia Sánchez, directora de Turismo de Tartagal; y el empresario Dante Galeano, presentaron la oferta turística (Crédito foto: diario El País.Bo)

 

El País.Bo.- Con el objetivo de impulsar las ofertas en la zona, que es compartida por tres países, se realizó ayer en Villa Montes el Segundo Encuentro Regional Corredor Turístico Chaco Sudamericano en el que participaron representantes de Argentina, Paraguay y Bolivia, quienes presentaron las bondades de los sitios posibles a visitar.

El representante de la plataforma de Turismo de Villa Montes, Eduard Mejía, dio la bienvenida a las autoridades visitantes como el gobernador de Boquerón del Paraguay; Darío Medina, el representante del gobierno de Salta, Ignacio Crotto; del sector privado argentino, Dante Galeano; además del alcalde local Omar Peñaranda Soruco y del ejecutivo de Desarrollo, Robert Ruiz Ordoñez.

Luego del acto protocolar y el intercambio de regalos con los invitados, se iniciaron las conferencias en el Teatro San Francisco Solano. Por la mañana el ecuatoriano Edson Larrea disertó sobre los Destinos Turísticos Sostenibles para posteriormente firmar un compromiso de trabajo conjunto con las representaciones presentes.

Por la tarde se instaló el encuentro con la disertación de la delegación argentina que ofertó como destino a Tartagal. La propuesta fue realizada por la directora de Turismo y Cultura de este municipio, Claudia Sánchez. Esta ciudad se encuentra al norte de la provincia de Salta, departamento San Martín de la Argentina, a 55 kilómetros de la frontera con Bolivia.

Explicó que esta urbe se encuentra en la región denominada Norte Verde, al haber sido una zona petrolera tiene opciones de hospedaje, cuenta con 700 plazas hoteleras, lo que permite implementar proyectos de turismo religioso y cultural, además allí se encuentran siete etnias de las nueve que tiene la provincia.

En la misma línea, Galeano detalló los atractivos que tiene, como la fiesta de Tartagal, a fines de junio, que coincide con el festival musical “Trichaco”, en julio la carrera internacional de motos enduro que reúne a más de 200 competidores, y en el que se combinan actividades culturales y artísticas, además de la Fiesta de la Virgen de las Peña.

A su turno se presentaron los atractivos turísticos que se ofertan en el lado boliviano del Gran Chaco. En primer término el técnico del Servicio Nacional de Áreas Protegidas (Sernap), Gustavo Cruz, apuntó que es posible realizar una gestión de turismo en el Parque Nacional Aguaragüe, uno de los 22 que existen en el país y que tiene 108.307 hectáreas con muestras representativas de biodiversidad.

Este ecosistema de bosque serrano chaqueño, para el Sernap, debe ser protegido pero también es una oportunidad para la actividad turística con el fortalecimiento de las capacidades con las comunidades, de manera sostenible y amable con el entorno.

Por su parte, Mejía, detalló que en Villa Montes el turista puede encontrar actividades como el “Día Criollo”, que es un compartir vivencialmente con la población ganadera; propuestas históricas como la Ruta de los Franciscanos y la Guerra del Chaco y naturales como paseos por el río Pilcomayo y el Aguaragüe.

A su turno, el delegado del municipio de Camiri, Juan Carlos Quispe, destacó que se apunta a explotar el potencial que tiene esta población que fue el centro de la actividad petrolera en el país, paseos guiados por el cerro Saguarenda y el río Parapetí.

En la región se pueden encontrar un puente construido durante la Guerra del Chaco, siete puentes colgantes, 201 pozos petroleros, 200 plataformas petroleras construidas desde 1905, los resabios de la actividad hidrocarburífera realizada por Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) y la colina llamada la Muela del Diablo que para ser visitada se debe subir 666 gradas. Además se puede practicar turismo de aventura como rapel, tirolesa, parapente y “rafting”.

El director del Centro de Investigación del Convento de San Francisco de Tarija se encargó de presentar la Ruta de las Misiones. Para empezar cedió la palabra al sacerdote Sergio Martín del Centro Documental de Jujuy, quien contó que aparte de los atractivos naturales como la Quebrada de Humahuaca, se puede observar la presencia religiosa en el lugar desde 1599.

Explicó que el complejo religioso cuenta con cinco áreas: el convento, la biblioteca, la basílica, el museo y el archivo que contienen 400 años de historia. Si bien estaba programada la presentación dela oferta turística del Gran Chaco en Paraguay, esta no se realizó.