»Rolando Alvarez, presidente del Cuartel de Bomberos Voluntarios de Tartagal (Foto: FM Alba)

 

El cuartel de Bomberos Voluntarios distribuyó cuatro autobombas en distintos puntos de la ciudad e hizo sonar la sirena a las 10:30 de este jueves, mientras que en Capital Federal se realizaba el abrazo simbólico al Congreso. El objetivo; replicado en todo el país; es el rechazo al decreto de Nación que anula la ley 25.054 y que pone en peligro la continuidad de los cuarteles del interior.

Rolando Álvarez, presidente de Bomberos Voluntarios y jefe de Defensa Civil, detalló que el gobierno nacional no viene depositando los pagos del subsidio bajo el argumento que no se ha presentado la documentación requerida. Así se expuso en una reunión llevada a cabo en Salta Capital el pasado lunes, en la sede de Defensa Civil.

En el Cuartel se hizo sonar la sirena mayor a las 10:30, y además, en tres puntos diferentes de la ciudad con tres vehículos: la Autobomba Turbo  se ubicó en calle Tucumán y Avenida 25 de Mayo cercana a los departamentos del Matadero, la Hummer  en la Terminal de Ómnibus y a camioneta Isuzu en la Rotonda de acceso a Tartagal. 

 

»Autombomba para asistencia en incendios en edificios de gran altura (Foto: FM Alba)

 

«Todo es excusa para no pagar y ahora nos solicitan nuevamente un montón de documentación, cuando ya fue presentado y sabemos que es una maniobra para dilatar la situación y no pagar», manifestó. De los 31 cuarteles de Bomberos Voluntarios de Salta, solamente 3 han recibido sus subsidios.

A Tartagal se le adeuda un monto cercano a los 3 millones de pesos, correspondientes a dos años. «Se nos ha dicho que es un dinero perdido pero nosotros igual vamos a pelear por eso». El tema también se tocó ayer en el Congreso de la Nación, jornada en que el Jefe de Gabinete de la Nación; Marcos Peña; respondió por masivos cortes a subsidios y beneficios a los legisladores nacionales.

 

»Camioneta Hummer para incendios forestales. De fondo, la Autobomba china para incendios estructurales (Foto: FM Alba)

 

«Él (Marcos Peña) dijo muy suelto de cuerpo que Nación no le debía a ningún Cuartel y que no le iba a dar ni un solo peso a los Bomberos de todo el país», siguió Álvarez. «Debemos entender que esa plata (los subsidios) no es beneficiencia, no es un regalo. Hay dos leyes que regulan a los fondos que recibe Bomberos».

Gran parte de esos fondos provienen de compañías de seguros; que aportan al Sistema Nacional del Seguro  y la Ley especifica que no debe derivarse a ningún otro uso, «las retenciones son ilegales», recalcó.

En Buenos Aires, la situación es desesperante; sin precedente alguno; con cuarteles cerrados o autobombas incautadas.

 

»Alberto Santucho, jefe de Operaciones de Bomberos Voluntarios y Defensa Civil (Foto: FM Alba) 

 

En Tartagal, todo se mantiene en condiciones «a pulmón», con una dotación de cinco autobombas para incendios de distinto tenor (forestal o estructural); dos de ellas importadas, una de EEUU y la otra de Holanda; y dos camionetas. La Hummer; que se destina a incendios forestales; y una Isuzu.

Entre los planes a futuro del Cuartel figura la adquisición de dos ambulancias para asistir en emergencias. La planta se compone de 8 bomberos voluntarios; 4 por Defensa Civil y 4 por Voluntarios. 

«Utilizamos los subsidios de manera razonable (…) este año provincia convocó a solicitar por nota lo que necesitáramos en calidad de subsidio», avanzó Álvarez; «nosotros solicitamos un equipo dos equipos de respiración autónoma con un cilindro de repuesto (comprado por los locales), pero lamentablemente los precios se dispararon, provincia dio marcha atrás y pidió que se presente documentación nueva con otra cosa». 

Ya en el cierre, Álvarez recordó que vestir a un Bombero Voluntario ronda los 20 mil pesos y el mantenimiento promedio oscila entre los 3 mil a los 30 a 40 mil pesos.

 

»Martín Oviedo, jefe de Bomberos Voluntario y bombero federado en Tartaagal (Foto: FM Alba)