»Un cortocircuito en un cable que tocaba un árbol provocó alarma por un principio de incendio (Foto e informe: Julio Marín)

 

Cerca del mediodía de este lunes, el tránsito por calle Warnes se cerró y los estudiantes de la Escuela Coronel Vicente de Uriburu debieron retirarse por el acceso a los Jardines de Infantes. El inicio de fuego a raíz de un cortocircuito en un árbol enfrente de la Escuela provocó la alarma. Comerciantes se quedaron sin energía en tanto se arreglaba el desperfecto. 

De acuerdo con los testimonios de los vecinos y comerciantes de la zona, el día anterior (Domingo) operarios de Edesa; empresa prestataria de energía; habían realizado una serie de trabajos en ese punto. El fuego inició por un cortocircuito de cables que tocaban la madera de un árbol. 

Los Bomberos llegaron tras el alerta ingresada a través del Servicio de Emergencia 911 y cortaron los cables. Seguidamente apagaron el fuego, pero la calle se había cerrado ya. Esto trajo aparejado dificultades en el tránsito, más todavía por ser horario pico y en zona de escuela.

Operarios de la empresa cortaron la energía en el transformador ubicado a la vuelta del lugar, no sin que los vecinos resaltaran que; actuando por la urgencia del caso; no se tuvo en cuenta que uno de los cables todavía tenía tensión.

Apagado el fuego, se realizaron las pericias de rigor para determinar las razones por las que inició el fuego.

De parte de la Escuela, los directivos determinaron que los escolares salieran por el lado de los Jardines de Infantes, para evitar riesgos.