»Fiscal Federal Rafael Vehils Ruiz (Imagen: Ministerio Público Fiscal de la Nación)

El Ancasti.- El fiscal federal Rafael Vehils Ruiz, a través de sus declaraciones, indicó que Assad Barakat; líder de Hezbollah, recientemente extraditado de Paraguay a Brasil; es primo de otro sospechoso prófugo en Argentina, investigado por lavado de dinero. Investigación relación con los hermanos Fadel y Barakat Barakat.

«En el debate, los hermanos (Barakat) reconocieron un parentesco. Un informe de Estados Unidos los relaciona directamente con que financiaban el terrorismo, en la Triple Frontera. Son dos; uno que fue recientemente extraditado y otro que se encuentra prófugo», aclaró.

Los hermanos Fadel y Barakat Barakat fueron condenados en noviembre de 2018 a la pena de 12 años de prisión por el Tribunal Oral Federal (TOF) de Catamarca, tras haber sido hallados culpables en el delito de «partícipes necesarios en el delito de fabricación de estupefacientes agravado por haber intervenido tres o más personas organizadas para cometer en concurso real con el delito de almacenamiento de materias primas para la fabricación de estupefacientes en calidad de coautor».

Llegaron al banquillo de los acusados tras la investigación del brutal doble crimen de Icaño en el que fueron asesinados Hiladia Vallejos y Ángel Chame en diciembre de 2010. En un baño privado, la Policía encontró precursores químicos y sustancias empleadas para el estiramiento de la cocaína. La investigación los llevó hasta la localidad de Salvador Mazza (Salta).

Los hermanos Barakat están alojados en el Penal de Güemes, en Salta (habían solicitado prisión domiciliaria las últimas semanas). «Es importante la condena y esta investigación sigue adelante. En aquella oportunidad, decomisamos mansiones y autos de altísima gama. El apellido Barakat es muy común; como García o González. Hay un informe que los relaciona pero aún es materia de investigación», advirtió.

No obstante, cuando los sospechosos fueron trasladados a Catamarca; para el debate; y estuvieron en el Servicio Penitenciario Provincial, en Capayán, se encontraron con el condenado por el doble crimen de Icaño. «Hubo un movimiento inquietante y se habilitó la investigación que todavía sigue en curso. Vamos a ver a dónde nos lleva», expresó.