»“Homicidio agravado por alevosía” son los cargos que solicitó el abogado querellante Leandro Aparicio para los uniformados acusados. La fiscal Teresa Giuffrida coincidió con el pedido pero para ella son culpables de “desaparición forzada, seguida de muerte” (Imagen: Marcelo Miranda)

 

Diario Rio Negro.- Ante un auditorio de la ciudad judicial de Roca repleto de público, comenzaron los alegatos del juicio a siete policías por la privación ilegítima de la libertad y homicidio de los que habría resultado víctima el joven salteño Daniel Solano en Choele Choel hace más de seis años. En esta instancia se conocerán los pedidos de penas para los uniformados. 

Ante un auditorio de la ciudad judicial de Roca repleto de público, la querella, que representa a la familia Solano, en la voz de Leandro Aparicio (a su lado está Sergio Heredia), comenzó a desarrollar su teoría de lo que pasó.

Para ellos, Solano fue víctima de una estafa, de 31.567, 55 pesos y los policías querían evitar que se descubriera la estafa. En definitiva, la motivación del crimen del joven fue “laboral”. Tajante, el abogado Aparicio manifestó «a Daniel lo mataron por 31.500 pesos». 

 

 

El joven salteño, que era uno de los pocos que había logrado terminar el secundario, se había dado cuenta de la estafa y estaba organizando un paro junto a otros compañeros, que también habían recibido menos del dinero que les habían prometido por el trabajo en las chacras.

Los jueces resolvieron que cada parte disponga de dos horas para realizar sus alegatos, y luego de la querella, llegará el turno de la fiscal de la causa Teresa Giuffrida.

Los alegatos continuarán mañana a las 13 con Ricardo Thompson y Pablo Iribarren, abogados defensores particulares. Por último, el jueves desde las 9 darán sus alegatos Pablo Barrionuevo, abogado particular y Gustavo Viecens, defensor oficial.

Los policías acusados son:
Sandro Gabriel Berthe, Pablo Federico Bender, Héctor César Martínez, Juan Francisco Barrera, Pablo Andrés Albarrán Cárcamo, Pablo Roberto Quidel y Diego Vicente Cuello.

 

»La figura de Gualberto Solano; padre de Daniel; no falta en el recinto (Imagen: Marcelo Miranda)