»El juicio por la causa Vertúa se inició el lunes y espera su conclusión el viernes próximo (Foto: captura de pantalla video difundido en 2015 – camisa cuadros identifica a Pablo Moreno)

 

En la segunda jornada del juicio surgieron contradicciones de parte de los testigos, y de parte del mismo generador de varias detenciones. Se trata del chofer de apellido Yepes, quien señaló a varios de los 11 detenidos que resultó del operativo policial tras los hechos del 29 de septiembre de 2015. Ya los jefes policiales habían contradicho varios puntos de su declaración.

Entre quienes contradijeron la declaración de Yepes (además de él mismo) figuraron los policías Sergio Guanca y Sergio Pereyra del Vechio. los efectivos que sufrieron quemaduras en cara y cuello a raíz de ser impactados con una bomba molotov, arrojada por un manifestante y que en las fotos se observa al fallecido Pablo Moreno, pero no se confirmó ni desmintió que fuese el que la tiró.

No es la primera vez que se desmienten los dichos de Yepes. Ya autoridades policiales habían realizado lo mismo, pero aún así se tomó su testimonio como vital para las 11 detenciones que se produjeron tras lo ocurrido en septiembre de 2015.

La declaración de los dos efectivos era esperada, dado que fueron los más afectados en la manifestación. En sus palabras, aseguran que no ocurrió nada de gravedad ni discusión antes de la gresca, que solo empezó una discusión y luego «vieron todo amarillo». El testimonio de los dos no se extendió más de 25 minutos cada uno.

«El chofer Yepes dice que él apagó con matafuegos a los dos policías, pero ellos dijeron que se apagaron las llamas ellos mismos», dijo la abogada Sarah Esper. De los dos, Pereyra del Vechio es el único que evidencia secuelas del fuego, que bien podrían atribuirse a otro factor (tiene manchas blancas en los brazos), agregó la letrada.

Esper está a cargo de la defensa de Roberto Cruz. Para hoy se prevé la continuidad de las audiencias con testigos que serán presentados por los defensores de Cruz y Horacio Martínez, Esper y Pablo Cardozo, respectivamente.