»Foto: FM Alba

 

El jefe de Defensa Civil Tartagal; Rolando Álvarez; informó que no hubo más que unas pocas ramas caídas y agua en sectores que históricamente presentan este problema. El registro del Servicio Meteorológico Nacional comunicó sobre la ciudad y alrededores cayeron 51 mm de lluvia hasta las 9 horas. Sin embargo, tras un parate, el agua arrecia sin detenerse; por momentos intensas; desde la mañana.

En recuento de la jornada, 78 mm de agua caída fue el registro total de un martes de continuada lluvia, por momentos intensas y por momentos llovizna. La máxima anunciada fue de 26 grados, pero el termómetro no pasó de 18 grados.

En consecuencia, la visibilidad en ruta osciló entre los 700 metros y los 4 km, de manera que los servicios de tránsito y defensa civil extremaron consejos para la seguridad de los conductores.

 

»Foto: FM Alba

 

De acuerdo con Defensa Civil Tartagal, no se registraron más que calles anegadas y caídas de ramas y solo unos pocos inconvenientes con el servicio eléctrico, que fueron atendidos por el personal de las empresas a cargo. El único que revistió cierta preocupación fue la explosión de un transformador en Barrio Nueva Esperanza. 

Por otra parte, vecinos de Avenida Juana Azurduy; en Villa Saavedra; reportaron que en pasaje Santa Clara había un poste peligrosamente inclinado, además de la caída de una rama y sostenida por cables del servicio eléctrico.

Para lo que resta de la semana, el Servicio Meteorológico Nacional anunció que el descenso de la temperatura se mantendrá al menos por 36 horas, con cielo despejado y ascenso de temperatura hacia el viernes, cuando el termómetro toque los 30 grados; iniciando así una semana de inestabilidad y sin demasiados cambios en el termómetro.