»ENASHU asistiendo a pobladores en el chaco salteño (Foto: Grupo ENASHU)

 

El Lic. José Antonio Boggiano, Director del Grupo ENASHU, denunció que fueron agredidos en dos comunidades del chaco salteño, a consecuencia de una serie de informaciones difundidas que acusaban la posibilidad de perder beneficios sociales si eran atendidos por el grupo solidario. Agregaron que la orden de echarlos había sido dada por el Senador Provincial Mashur Lapad, según testimonios que filmaron.

Boggiano relató que del 29 al 31 de marzo de 2019 atendieron más de 200 personas llegadas de las comunidades de La Puntana, Bajo Grande e Hito Uno, donde además se brindó asistencia médica a ciudadanos bolivianos que cruzaban la frontera.

El Grupo ENASHU se formó por iniciativa de Boggiano, que supo integrar «Médicos sin Fronteras». En el chaco salteño debieron recorrer caminos en mal estado por las lluvias. En este punto fue que en la comunidad San Bernardo no pudieron desplegar su operativo.

 

»Caminos en mal estado por las lluvias complicaron algunos días de trabajo (Foto: grupo ENASHU)

 

«Los caciques nos dijeron que no querían recibir nuestra ayuda porque si recibían nuestra ayuda, ellos perderían los planes sociales (…) indagamos acerca de quién había dicho semejante barbaridad. Nos dijeron que pasaban esa información por radio (…) nos mencionaron a un periodista local y al senador Mashur», detalló.

En los dos años que vienen desarrollando la labor solidaria es el primer roce y ataque que viven, además de actitudes intimidatorias de parte de los originarios. Para llegar a ese punto insumieron tres horas de viaje en caminos difíciles.

En otra comunidad, a dos horas de viaje, se repitió la situación intimidante de hombres que los conminaron a retirarse, a pesar que llegaban mujeres y niños necesitados de atención. «Al irnos nos llovieron piedras a los vehículos», siguió el licenciado.

Por estas situaciones, desistieron de llegar a Vertiente Chica, para evitar más violencia. 

 

»Foto: grupo ENASHU

 

«Mas del 80 por ciento de parasitosis en niños, casos alarmantes de desnutrición, malnutrición en adultos, chagas, tuberculosis no tratadas, sarna humano, embarazos en niñas de 15 años y muchos casos de dengue», y además «enfermedades que podrían ser tratadas y no lo son, como diabetes e hipertensión». 

Sobre el chagas, afirmó que «nos parecía que la situación no estaba tan controlada como se decía (…) con una ONG de Estados Unidos estamos haciendo la campaña y encontramos cada vez más». 

Por zona y comunidad se van elaborando estadísticas, «por una cuestión de seguimiento y legal»; que se hicieron llegar al Ministerio de Salud de Salta, «sin respuesta ni acuse de recibo, pero las tienen». A pesar de los problemas, la ONG retornará a Santa Victoria en tres meses más.

«Todo este Operativo Sanitario estuvo rodeado de situaciones llamativas, como la misteriosa desaparición y rotura de dos vehículos de lugareños que nos iban a dar apoyo logístico, uno de ellos desde Salta Capital y otro en el terreno», finalizaba el comunicado que difundió la ONG a raíz de lo ocurrido.