»Padres y tíos de Mauro Jaime (Foto: gentileza Julio Nogales)

Un joven residente en zona este lleva poco más de tres meses detenido a raíz de una denuncia por violencia de género que radicó su pareja «informal». Los padres del detenido se encadenaron ante Ciudad Judicial y expusieron que las denuncias son «autohechas» por la mujer, ya que ella conocía contraseña de la cuenta de red social de su amigo y usó ese canal para inculparlo.

Se trata de la familia Jaime, residentes en Barrio Tomás Ryan. El padre del joven detenido aseguró que tomó la determinación de encadenarse ante Ciudad Judicial luego de la visita de fin de semana que realizó a su hijo; Mauro Jaime. “Lo ví muy decaído”, expuso el hombre.

Jaime lleva 115 días detenido a raíz de una denuncia radicada en su contra por Violencia de Género. Sus padres y un tío se ubicaron hoy en la vereda de Judicial en manifestación por la revisión del caso del chico, ya que su ámbito cercano reclama inocencia y acusa de “mentirosa” a la joven mujer que lo señala por amenazas.

Todo comenzó hace un tiempo, explicó el padre, cuando su hijo comenzó a tener problemas con “una amiga” (la denunciante), con quien “no convivía” y que con quien mantenía una “relación abierta”, aparentemente sin complicaciones.

“Ella hace la denuncia (…) se hizo autoamenazas. Ella tenía la clave de mi hijo en Facebook (…) subió amenazas de muerte, que le iba a quemar la casa, cosas así”, relató el hombre, encadenado al portón de Ciudad Judicial.

La causa la lleva la Dra. Lorena Martínez; fiscal de Violencia Familiar y de Género. Amigos y familiares de Jaime revelaron a los medios presentes que la denunciante; conocedora de la clave de acceso a la cuenta de red social de su “amigo”; ingresó  y posteó ella misma las amenazas e intimidaciones por las que luego lo acusó.

Llamativamente, previo a la detención del joven, la víctima radicó 37 denuncias en el lapso de 40 días. Todavía más; agregaron; dos de esos posteos supuestamente realizados por Jaime en la red social Facebook fueron escritos cuando ya estaba detenido y sin su celular u otro aparato electrónico al alcance.