»Imagen ilustrativa

Tres tartagalenses fueron detenidos en noviembre de 2019 por la PSA en un operativo contra el narcotráfico en Salta y actualmente están alojados en los penales de Ezeiza y Villa Devoto. Su familia insiste con la inocencia de todo el grupo y acusan a la PSA de armar una causa para justificar un error. Hoy se manifestaron ante Ciudad Judicial exigiendo que se conceda prisión domiciliaria a la mujer.

Dos hombres; de 38 y 35 años, respectivamente; y una mujer de 30 años fueron detenidos en un operativo que efectuó la PSA en noviembre del año pasado en Salta, acusados de tráfico de drogas. Tras la detención, se los trasladó a Buenos Aires, alojando a los hombres en el penal de Villa Devoto y a la mujer en el penal de Ezeiza.

El padre del mayor de los detenidos (casado con la mujer) y familiares del grupo realizaron una manifestación ante Ciudad Judicial Tartagal en reclamo del esclarecimiento del caso, ya que sostienen que todo fue un error de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) y los acusan de cubrirse con la detención de estas personas.

«Mi hijo viajó a Salta a operarse, junto con mi nuera (…) antes que entre al quirófano, los detienen (…) sucedió el 7 de noviembre de 2019″, relató el progenitor. «Allanaron la casa de mi hijo en Chorote, en mi casa en barrio Belgrano, no encontraron nada (…) cuando se dan cuenta que se equivocaron uno de ellos lo reconoce pero como necesitaban un culpable, le dice a mi hijo menor que culpe al mayor; y mi hijo no hizo nada de eso«.

El caso de los dos hermanos y la mujer es llevado por el abogado defensor oficial Luis Casares. «Nos dice que tengamos paciencia, que mañana, que la semana que viene (…) tengo cuatro nietos de 3, 7, 9 y 12 años que no tienen a sus padres y nosotros queremos que a la madre le concedan la prisión domiciliaria», finalizó.