»Imagen de archivo

 

Desde la Unidad Regional 4 se aclaró que el intento de motín y fuga del domingo no tuvo relación alguna con lo difundido a través de redes sociales. Alrededor de las 21 horas, un grupo de cinco reos agredieron a dos efectivos de Policía. A consecuencia, fueron redistribuídos en otras comisarías de Tartagal y se dio actuación a la Fiscalía Penal 2. 

En las últimas horas del domingo se viralizó a través de redes sociales que un grupo de detenidos en la Comisaría 42 había iniciado un motín a raíz que los efectivos de Policia no les habían permitido ver el partido de Boca Juniors y River Plate.

Este lunes, la Unidad Regional 4 aclaró que el suceso no fue así y que todo ocurrió a las 21, cuando el personal servía la cena a los detenidos. Un efectivo fue apresado por cinco reclusos en un intento de fuga, pero éste alcanzó a pedir ayuda y la rápida intervención de sus compañeros evitó que el hecho pasara a mayores.

De hecho, tres de los reclusos habían logrado salir de la celda, pero fueron bloqueados por uno de los agentes, mientras que el resto del personal policial lograron cerrar las puertas de ingreso, controlando la situación.

Casi inmediatamente se pidió asistencia a la UR4 y como resultado, dos policías fueron asistidos por golpes, con heridas a la altura de la cabeza y los ojos, por lo que se radicaron denuncias y se sumaron a las causas que ya pesaban sobre los detenidos. 

Se dió intervención a la Fiscalía Penal 2 por «Supuestas lesiones y tentativa de evasión», detalló la agente María Campos; del sector prensa de la UR4.